La OSCE en «una arena para batallas propagandísticas»: Lavrov

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró que Occidente convirtió la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en una plataforma para «batallas propagandísticas».

«Occidente percibe la OSCE como una herramienta para promover sus intereses colectivos, la convirtió en una arena para batallas propagandísticas», afirmó en una entrevista con Rossiya Segodnia emitida este jueves.

El diplomático destacó que la OSCE fue creada como «una plataforma para un diálogo equitativo y de cooperación, pero se encuentra en una profunda crisis en los últimos años».

En este contexto, recordó que la organización fue presidida en 2022 por Polonia que, según la evaluación de Moscú, tuvo éxito solo en una cosa: «Reducir a cero la eficacia de trabajo de la OSCE».

En noviembre, Polonia denegó a Serguéi Lavrov la participación en una reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la OSCE. La Cancillería rusa calificó la decisión de «inédita» y «provocativa».

«Es evidente que Kiev no está preparado para el diálogo»

Por otra parte, el jefe de la diplomacia rusa abordó el conflicto en Ucrania, destacando que, a día de hoy, «es evidente que Kiev no está preparado para el diálogo» con Moscú. Lavrov señaló que el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, no abandona la idea de «lograr, con la ayuda de Occidente, la retirada de nuestras tropas del territorio ruso de Donbass, Crimea, Zaporozhie y la región de Jersón», además de recibir pagos por reparaciones y que Rusia se entregue a los tribunales internacionales.

«Por supuesto, no hablaremos con nadie en tales condiciones», remarcó el canciller, agregando que «es difícil decir» si en los territorios controlados por el régimen de Kiev aún quedan «políticos adecuados». «¿Puede alguna figura política cuerda aparecer en Kiev más adelante? Ya lo veremos», agregó.

El ministro ruso indicó que la mayoría de los políticos que actualmente ostentan el poder en Ucrania son «abiertamente rusófobos». Lavrov recordó que Moscú aceptó iniciar un proceso de negociaciones por iniciativa de la parte ucraniana, pero este proceso, que comenzó en febrero, «demostró la total falta de independencia de Zelenski a la hora de tomar decisiones importantes».

«Ya en abril, bajo orden de los anglosajones, interesados en continuar las hostilidades, frenó rápidamente las negociaciones y endureció fuertemente su posición», lamentó. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *