Salieron en libertad dos integrantes de la «primera línea» que serán «voceros de paz»

Como Santiago Márquez Charris y Adriana Esperanza Bermeo Sua fueron identificados los dos integrantes de la llamada «primera línea» dejados en libertad en las últimas horas para convertirse en «voceros de paz», en cumplimiento de la directriz trazada por el presidente Gustavo Petro.

Las boletas de libertad fueron otorgadas por jueces de la capital de la República, tras el trámite legal adelantado por el Ministerio de Justicia ante la Fiscalia y las directivas del INPEC, confirmó el director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Mauricio Lizcano.

Santiago Márquez Charris, estudiante de biología y literatura de la Universidad Pedagógica, estaba recluido desde hace siete meses en la cárcel de ´Palogordo´, ubicada en el municipio de Girón, en el departamento de Santander, por los delitos de concierto para delinquir, tenencia de objetos o sustancias peligrosas, entre otros cargos.

A su turno, Adriana Esperanza Bermeo Sua, lider de la «primea línea Engativá» en Bogotá, estaba reclUida en la cáRcel «El Pedregal» de la ciudad de Medellin, tras ser capturada por actos de vandalismo y sabotaje en desarrollo de las protestas sociales.

Es bogotana que ha dedicado gran parte de su vida a la protección de animales de la calle. En sus actividades de tiempo libre, le gusta el maquillaje artístico, pintar murales y dibujar. Es también defensora de los derechos humanos. Según la certificación entregada por la junta de acción comunal: “Adriana es una líder comunitaria de nuestro territorio donde desarrolla hace cinco años, en niños niñas y adolescentes, formación en prácticas deportivas y artísticas en el marco de la metodología convivencial”.

Los dos jovenes excarcelados, que forman parte del grupo de 7 integrantes de la «primera línea», seleccionados por el comité especial que integró el Gobierno Nacional para estudiar los casos de más de 200 muchachos que serán liberados, deberán ahora hacer un diplomado de formación sobre temas de paz y resolución de conflictos que les dictará la Universidad del Valle.

El pasado 16 de diciembre el Presidente de la República, Gustavo Petro, firmó las resoluciones en las que designó siete Voceros de Paz, miembros de organizaciones sociales y humanitarias, quienes acompañarán la misión de desescalar la conflictividad social en el país, promover la reconciliación entre los colombianos y la convivencia pacífica en el marco de la Paz Total.

Los 7 muchachos fueron seleccionados por la Comisión Intersectorial para la Promoción de la Paz, la Reconciliación y la Participación Ciudadana, creada por el mandatario e integrada por los ministros de Interior, Alfonso Prada; de Justicia, Néstor Osuna, de Defensa, Iván Velásquez; el Director del DAPRE, Mauricio Lizcano, y la Secretaría Técnica del Alto Comisionado de Paz.

Ellos son –hombres, mujeres, indígenas, campesinos, estudiantes y defensores de causas animalistas– Arles Andrés Bolaños Zemanate, Adriana Esperanza Bermeo Súa, Santiago Márquez Charris, Laura Camila Ramírez Enciso, Juan Sebastián Galeano Correa, Álvaro Andrés Duque Ruiz y Bremmen Hinestroza.

El Ministro de Justicia explicó, entonces, que esta Comisión evaluó los casos de personas privadas de la libertad por hechos relacionados con la protesta social, para seguir haciendo recomendaciones al Presidente sobre nuevos Voceros de Paz, todo dentro del propósito que estos jóvenes apoyen las gestiones de pacificación en sus regiones y, con ello, arrebatárselos a la violencia.

Añadió que estos jóvenes apoyarán al Gobierno para lograr, lo que denominó, “la Paz del Barrio”, y para ello se analizaron “más de 200 perfiles, hojas de vida, de personas que están privadas de la libertad por hechos relacionados con la protesta social, que pudieran tener utilidad para esos efectos que nos habíamos propuesto; verificamos que formaran parte de una organización social y le recomendamos al Presidente que designara Voceros de Paz a siete personas”.

El Ministro Osuna aclaró que “ninguna de estas personas está condenada”, pero tienen procesos judiciales vigentes, razón por la cual aseguró que “tendrán que atender todas las diligencias judiciales a las que sean citados en el marco de sus procesos penales. Por todo lo anterior, en caso de cometer cualquier actividad delictiva, incumplir con su proceso judicial o sus obligaciones como Voceros de Paz, la Comisión Intersectorial recomendará al Presidente revocar sus designaciones”.

El Ministro del Interior, Alfonso Prada, manifestó que lo que se busca es que haya una suspensión de la detención, pero “los jueces en su competencia tienen las decisiones”, a lo que el titular de Justicia complementó que “este es el mejor ejemplo de la separación de poderes, porque el Presidente designa los voceros, pero los procesos judiciales continúan” porque el Ejecutivo “no interviene en los procesos judiciales”.

“Las personas que ingresen al programa de Voceros de Paz tendrán la responsabilidad de acompañar y apoyar programas relacionados con el desescalamiento de la conflictividad social, la reconciliación de los colombianos y la construcción de la Paz Total”, puntualizó.

“Para ello, harán parte de proyectos de entidades como la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (en apoyo a la temporada de lluvias, ollas comunitarias y entrega de ayuda humanitaria); Unidad para las Víctimas; el Sistema de Diálogo y Convivencia del Ministerio del Interior; el Grupo de Trabajo e Inclusión del Ministerio del Trabajo, entre otros. Las entidades y voceros que estén en el programa tienen la responsabilidad de rendir un informe mensual de sus actividades. Con RSF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *