Capturan 21 traficantes de migrantes en Costa Rica y Panamá

Las autoridades de Panamá y Costa Rica informaron este martes de la captura de 21 personas presuntamente traficantes de migrantes irregulares, en el marco de la crisis regional generada por este flujo que llegó a niveles históricos este año.

La operación conjunta permitió el arresto de 15 personas en Costa Rica y de seis en Panamá, informaron las autoridades de la Dirección costarricense de Migración y Extranjería de Costa Rica y el Ministerio Público (MP, Fiscalía) panameño, sin que precisara la identidad o nacionalidad de los aprehendidos.

Los arrestos en territorio costarricense se llevaron a cabo mediante 6 allanamientos en Paso Canoas (la frontera con Panamá), la capital San José, y en Los Chiles de Alajuela, dijo la Dirección de Migración y Extranjería, que añadió que «no se descartan más detenciones».

Por su parte, el Ministerio Público de Panamá dijo que cinco hombres y una mujer fueron capturados este martes en los distritos de David y Gualaca, situados en la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica.

Desde marzo pasado se investiga a esta organización, «que operaba en Panamá y Costa Rica traficando ciudadanos continentales y extracontinentales, entre ellos, haitianos, hindúes, ecuatorianos y venezolanos», dijo la Fiscalía panameña en un comunicado.

«Esta organización se dedicaba a captar los migrantes antes de que ingresaran (a Panamá). Se pudo identificar que tenían comunicación con personas en Ecuador y posteriormente con Colombia», dijo en una conferencia de prensa el fiscal Primero Superior contra la Delincuencia Organizada, Emeldo Márquez.

Una vez que los migrantes captados llegaban a Panamá, eran contactados por la organización en Gualaca, la localidad panameña donde está una estación de recepción migratoria (ERM), «y eran llevados hasta la frontera de Panamá y Costa Rica».

«Les cobraban a los migrantes por hacerles el traslado», afirmó el fiscal, sin aporta alguna cifra.

El comunicado del Ministerio Público panameño señaló que en el marco de la operación «se recuperaron indicios, documentos manuscritos de ciudadanos de otros países, comprobante de depósitos de empresas de remesas de dinero, pasaportes y dinero en efectivo».

La Fiscalía panameña pedirá a un juez de Garantías que los seis capturados sean imputados del delito Contra la Humanidad en la modalidad de Tráfico Ilícito de Migrantes.

La pena que podrían enfrentar estas personas está entre los 20 a 30 años de prisión en la modalidad agravada, toda vez que traficaron menores de edad, añadió el organismo judicial.

Entre enero y noviembre pasado un total de 227.987 migrantes irregulares en su viaje hacia Norteamérica llegaron a Panamá, tras cruzar a pie la peligrosa selva del Darién, la frontera natural con Colombia, como parte de una ruta que incluye a varios países suramericanos.

Panamá ha instalado estaciones de recepción migratoria en su fronteras con Colombia (sur) y Costa Rica (norte), adonde lleva a los viajeros irregulares para tomar sus datos biométricos y ofrecerles servicios sanitarios y de alimentación, un operativo que ha consumido más de 50 millones de dólares desde 2020 según los datos oficiales. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *