Álvaro Uribe hizo “autocrítica” sobre su propia política de gestores de paz

El expresidente Álvaro Uribe Vélez se sumó a la discusión en torno a la polémica decisión de Gustavo Petro de liberar a siete jóvenes encarcelados durante las protestas sociales de 2021 para nombrarlos como gestores de paz en los diálogos con la guerrilla del ELN. A través de su cuenta de Twitter, Uribe hizo una autocrítica sobre algunas de las gestiones que realizó durante su gobierno, con el fin de diferenciar entre “gestores e impunidad”.

De hecho, el expresidente ya había recordado hace unos días cuando liberó a Rodrigo Granda para nombrarlo como gestor de paz, pero la diferencia, según expresó, es que lo hizo por recomendación del expresidente de Francia Nicolás Sarkozy.

“Posesionado el presidente Sarkozy, creo que, en su primer discurso público, expresó la preocupación por el secuestro de la doctora Ingrid Betancourt. Creo que fue al día siguiente que me llamó y me dijo que era cierto que nuestro gobierno iba a liberar a 150 de las Farc que estaban en la cárcel”, dijo Uribe en una entrevista para la revista Semana.

Explicó que le respondió a Sarkozy que eso era cierto, con el compromiso de que abandonaran la guerrilla de las Farc. “Hace parte de los múltiples esfuerzos que hacemos para que liberen a los secuestrados”. A los cinco días volvieron a hablar, y fue ahí cuando el expresidente francés le pido a Uribe la liberación de Rodrigo Granda.

“Los liberamos, pensé que el presidente Sarkozy tenía un acuerdo para que las Farc liberara a Ingrid Betancourt. No fue así. Pero la liberación nuestra de Rodrigo Granda fue un gesto de buena voluntad con Francia, con la Unión Europea, en procura de liberación de los secuestrados, una apuesta a la paz que en nada afectaba a la seguridad democrática”, aseguró.

Cabe recordar que mediante el decreto 2422, firmado el pasado 9 de diciembre, el presidente Petro ordenó la creación de la Comisión lntersectorial para la Promoción de la Paz, la Reconciliación y la Participación Ciudadana, que estuvo encargada de conformar una lista de siete jóvenes apresados durante las protestas de 2021 para ser liberados y ser nombrados como gestores de paz: cinco hombres y dos mujeres.

“Analizamos más de 200 perfiles de personas que están privadas de la libertad, con ocasión de hechos ocurrido en protestas sociales y verificamos que formaran parte de alguna organización social, juntas de acción comunal; y le recomendamos al presidente de la República a siete personas para que fueran voceros de paz”, dijo el pasado 16 de diciembre el ministro Néstor Osuna, y agregó que de ellos ninguno ha sido condenado, por lo que unos están en detención domiciliaria y otros, carcelaria.

Por su parte, el ministro del Interior, Alfonso Prada, aclaró que el gobierno no intervendrá con ley y que los jóvenes seleccionados por la Comision deberán seguir respondiendo a los procesos que se les adelanta por los hechos ocurridos en el marco de las protestas de 2021.

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, había explicado anteriormente que la medida es transitoria y pretende ayudar a “los líderes juveniles que en medio de la protesta tuvieron un comportamiento que fue censurado por la justicia”. Gran parte de los casos están enfocados en Cali, pues la capital vallecaucana fue protagonista de uno de los momentos más tensos durante el paro nacional de 2021.

“Hay una sociedad que entiende que el camino hacia el progreso y la prosperidad —explicó Prada durante la audiencia pública— es un camino en el que todos tenemos que proscribir la violencia”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *