JEP ratifica que no aplazará las audiencias de verdad programadas a Jorge 40

A la Jurisdicción Especial Para la Paz —JEP― llegó un mensaje de la defensa de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, en el que pedía aplazar la audiencia única de verdad plena contra el excomandante paramilitar programada para el 26 y 27 de enero de 2023. Sin embargo, el tribunal negó esa solicitud argumentando que tanto esa citación como una reunión programada para el próximo martes 20 de diciembre son inaplazables.

Dicho concepto lo había emitido anteriormente la Sección de Apelación, y en ese sentido, el otrora comandante del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia tendrá que acudir a esas citaciones bajo la figura de sujeto incorporado funcional y materialmente a la fuerza pública para explicar los nexos entre ese grupo paramilitar con agentes del Estado.

Esa solicitud de aplazamiento fue presentada al tribunal de justicia transicional el pasado 6 de diciembre. En ella, el abogado de Tovar Pupo pidió mover las fechas bajo el pretexto de que no ha podido reunirse con su apoderado de forma presencial; sin embargo, llamó la atención que solo comunicó dichos inconvenientes cuando fue citado a las audiencias y no justo en el momento que presentó los problemas para encontrarse con él.

Al respecto, la JEP afirmó que el condenado paramilitar incumplió el régimen de condicionalidades “con una intensidad media”, pues por un lado, retuvo sus aportes a la verdad en dos ocasiones para después demostrar que “intenta postergar a su conveniencia la administración de justicia, como lo ha hecho antes en otros foros judiciales”. También argumentan que la defensa ha tenido el tiempo suficiente para reunirse con Tovar, pues el pasado 13 de septiembre fue notificada para la preparación del cuestionario.

Por ello, la jurisdicción especial advirtió que si el compareciente se niega a cumplir con ambas citaciones, o si las acata pero de manera poco satisfactoria para este tribunal y las víctimas, “la Sala de Definición no tendrá opción distinta a rechazar su comparecencia ante la JEP, automática, total e irremediablemente” y ordenar la devolución de todo su expediente a la justicia transicional. De igual manera, ordenó al Inpec adecuar un sitio en la cárcel de Ibagué donde Tovar Pupo se encuentra recluido para reunirse con su abogado.

Jorge 40 tendrá que comparecer, de forma oral, sobre su actuar como tercero colaborador y financiador del paramilitarismo en la Costa Caribe colombiana antes de integrar las AUC y cuando ingresó como mando superior de esa estructura. En esa medida, la JEP le advirtió que su aporte detallado de la verdad le puede otorgar beneficios como la libertad, la cual está condicionada, precisamente, a lo que diga en la diligencia que se llevará a cabo en las instalaciones del tribunal de paz en Ibagué.

En ese sentido, la Sala de Reconocimiento le había advertido con anterioridad que sus contribuciones deberán ser verificables, “así como a sus propuestas de reparación y garantías de no repetición, de conformidad con la responsabilidad que reconozca”. También manifestó que, en caso de que su declaración no sea suficiente para la magistratura y las víctimas, o si no llega a la audiencia o si mantiene silencio ante las preguntas que se le irán a formular, le será emitida una decisión interlocutoria de rechazo. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *