Aida Victoria Merlano está en problemas por un traspaso de bienes realizado por su madre

Este martes se conocieron nuevas informaciones sobre el caso en el que se encuentra implicada actualmente la influenciadora y generadora de contenido Aída Victoria Merlano, tras conocerse que la Fiscalía General de la Nación la acusó formalmente del cargo de enriquecimiento ilícito alrededor de una empresa llamada ESAID S.A.S, de la cual ella figura como representante legal.

De acuerdo con Blu Radio, el informe de la Fiscalía establece que la excongresista Aída Merlano, en ese momento privada de la libertad, hizo un traspaso de nueve bienes inmuebles que se encontraban a nombre de la exsenadora bajo la figura de un acto de “donación” que se realizó en la notaría de Puerto Colombia, Atlántico, el 14 de agosto de 2019.

La fuente también tuvo conocimiento de cuáles son los inmuebles que la excongresista, hoy prófuga en Venezuela tras escapar de las autoridades en 2019, le cedió a su hija. Se trataría de nueve apartamentos, de los cuales cinco se encuentran en Barranquilla en un exclusivo conjunto residencial de la ciudad. Los otros cuatro inmuebles se encuentran en Bogotá, en un edificio ubicado en la calle 126 con carrera Séptima, en la zona norte de la capital del país. De acuerdo con lo que establece la escritura pública, los inmuebles “donados” fueron avaluados por un total de $2.976.908.800.

Este movimiento despertó las sospechas de las autoridades, puesto que ya en ese momento Aída Merlano había recibido una condena bajo el cargo de corrupción al sufragante, tras confirmarse que participó de compra de votos durante las elecciones presidenciales de 2018. Un elemento clave para profundizar en este hecho de acuerdo con el informe de la Fiscalía es que el avalúo de los nueve bienes sólo duró un día. El mismo fue realizado por el arquitecto y perito José Giammaria Cervantes.

En ese orden de ideas, la Fiscalía asegura que es casi imposible hacer el avalúo de nueve bienes ubicados en dos ciudades distintas en tan solo un día, por lo que se deduce la posibilidad de que Aída Victoria creó una empresa “ficticia”, con el fin de que su madre le realizara la “donación” de dichos bienes.

En el escrito de acusación este argumento se sostiene al señalar que la empresa de la influenciadora “nunca existió” físicamente y que tampoco desarrolló ninguna actividad enmarcada en el objeto social. Además, según el ente acusador, “se trató de una empresa de papel o una empresa fachada para llevar a cabo el ocultamiento de los bienes, de origen presuntamente ilícito”.

De comprobarse que hubo una situación de enriquecimiento ilícito en este proceso, Aída Victoria podría afrontar una pena de diez años de cárcel.

La acusación

El pasado 7 de diciembre se conoció un documento emitido por la Fiscalía General de la Nación donde se acusaba a la influencer Aída Victoria Merlano por cargos de enriquecimiento ilícito. El informe detalla que se encontró un incremento en su patrimonio de aproximadamente 3.200 millones de pesos. El hecho se conoce justo cuando la creadora de contenido cumple su pena de casa por cárcel por confirmarse su complicidad en el escape de su mamá, la excongresista Aida Merlano en un consultorio de Bogotá, y actualmente prófuga en Venezuela.

Aída Victoria había registrado ante la Cámara de Comercio de Barranquilla una sociedad de nombre ESAID S.A.S el día 28 de febrero de 2019, con un capital de 2.200 millones de pesos bajo el estatus de “pequeña empresa joven”. La propia influencer aparece como su representante legal y tenía como objeto social “la explotación de la ingeniería, arquitectura y el urbanismo, diseño y ejecución de todo lo relacionado con obras de ingeniería civil”. Sin embargo, el ente acusador describe que se trata de una sociedad que “nunca desarrolló una sola de las actividades enmarcadas en su objeto social”.

La Fiscalía señaló en su informe que cuando Aída Victoria constituyó la empresa ESAID S.A.S no disponía ni de la capacidad económica ni del historial crediticio suficiente para cumplir con los “aportes sociales” de 242 millones de pesos. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *