Detectan el paso de un jaguarundi en zona de recuperación del Cerrejón

Nuevamente hay regocijo en la zona de recuperación ambiental en inmediaciones de la zona de explotación carbonífera del Cerrejón, denominada como Wuinn-Manna, en la región Caribe de Colombia, donde fue detectado el paso de un jaguarundi o leoncillo, un pequeño felino que habita en casi todo el territorio nacional.

“38 especies de mamíferos entre ellos 5 felinos están usando nuestros pasos de fauna silvestre, como este maravilloso Harpalus jaguarundi o leoncillo (sic)”, publicó en Twitter el PhD en temas medioambientales Luis Madriñan, que además es gerente del área de medioambiente del Cerrejón.

Se debe recordar que se trata de una zona de conservación que hasta ahora tiene 25.000 hectáreas, según datos de la compañía carbonífera, que son las primeras para alcanzar la meta que en esta década se restauren 260.000 hectáreas de Bosque Seco Tropical, que es el característico entre los departamentos de La Guajira y Magdalena.

Preciosamente la empresa ha destacado que en ese corredor biológico se está volviendo frecuente la aparición de grandes felinos como el jaguar, el de mayor tamaño en América, algo que desde hace medio siglo no pasaba según mencionaron.

El pequeño felino fue captado por una de las cámaras trampa que hay en la zona de recuperación de la zona de explotación minera.

De hecho, a mediados de septiembre de este año, se registró la caminata de un ejemplar juvenil de esa especie en la mencionada zona de protección entre la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta.

En aquella ocasión Brigitte Baptiste, bióloga y exdirectora del Instituto Humboldt, destacó el hecho y sostuvo que este era un ejemplo de sostenibilidad.

“Cada vez más evidencia de que integrar ecología a los grandes proyectos da frutos. Acá en Aarhus presenté caso @CerrejonCol en simposio Biochange cono ejemplo de ciencias aplicadas a sostenibilidad. Ojalá devolver el título no implique la devastación del desgobierno!! (sic)”, trinó.
El felino más grande de América apareció en un corredor ambiental de 25.000 hectáreas que está conservando la empresa Cerrejón entre la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta.

Expertos en medioambiente señalan que la aparición de este tipo de depredadores es un buen síntoma en la conservación ya que indica que hay un equilibrio en el entorno porque los jaguares, pumas, ocelotes y jaguarundis en el caso americano, llegan a los lugares en donde pueden encontrar animales para su alimento. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *