En región del Catatumbo y Bolívar rastrean a niño secuestrado

El Ejército Nacional y la Policía Nacional, están tras la pista de los captores del niño Matías Manosalva Gómez, de un año de edad, quien fue secuestrado la madrugada del martes en la vereda San Juan, municipio La Gloria, Cesar.

Desde entonces, las autoridades iniciaron la búsqueda de los captores por aire y tierra, para dar con el paradero del menor. También se acordó la zona montañosa que colinda a La Gloria con la región del Catatumbo, en el Norte de Santander; además de los límites con el departamento de Bolívar, informaron los entes investigativos.

De igual manera, el secretario de Gobierno departamental, Eduardo Esquivel, reiteró la recompensa de hasta 30 millones de pesos por información que pueda esclarecer el paradero del niño, para que así regrese sano y salvo a su hogar.

Como se recordará, los hechos sucedieron a las 4:30 de la madrugada del martes 29 de noviembre cuando, según el padre del niño, varios integrantes de la familia realizaban labores en el campo, momento que aprovecharon los captores para someter a la madre de Matías y llevárselo con rumbo desconocido.

“Llegaron 4 tipos y entraron a la fuerza a la casa, amarraron a mi nuera de las manos y de los pies y le dijeron que por el niño el padre tenía que pagar una plata. No entendemos los motivos por los cuales se llevaron a una persona inocente que no entiende lo que está pasando. Creemos que es extorsión, pero nosotros no tenemos plata; no se han comunicado con nosotros, no sabemos nada”, manifestó Jesús Manosalva, abuelo del infante secuestrado.

Narró que Angie, la madre del menor, estaba dormida al momento del hecho, cuando varios sujetos la sorprendieron y le pedían que no hiciera bulla, mientras era sometida. Uno de los secuestradores vigilaba en la parte de afuera, mientras otros rebuscaban otras áreas de la casa.

Cuando los captores salieron del lugar, la mujer logró desatarse y pudo avisar a los familiares, que estaban como a 10 minutos de la finca donde sucedió el rapto.

OTROS CASOS

Durante este año, el flagelo de secuestro se ha intensificado en el Cesar. En agosto fue secuestrado el adolescente de 16 años, Nicolás Picón Maldonado, en el municipio de Aguachica. El menor fue sacado a la fuerza de su hogar por hombres armados y quince días después fue liberado. Por este caso hay varios capturados.

Además de este hecho, se han reportado otros dos raptos a menores de edad durante los últimos 6 meses en el sur del Cesar. En Valledupar también investigan la desaparición de un ganadero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *