Europol detuvo a 44 delincuentes de una de las redes criminales más peligrosas de Europa

Una operación internacional conjunta entre 11 países derivó en el arresto de 44 miembros de una peligrosa red criminal que operaba en el territorio de la Unión Europea. Se trató de una intervención “sin precedentes”.

Así lo confirmaron este viernes Europol y Eurojust -encargada de la cooperación judicial-, ambas con sede en La Haya, Países Bajos. La operación tuvo lugar el pasado martes e implicó 94 allanamientos en Europa contra los jefes de las organizaciones y sus asociados.

La vicepresidenta de Eurojust, Margarita Sniutyte-Dauliene, celebró que fue “el resultado de una cooperación ejemplar y destacada entre el poder judicial y las fuerzas del orden, con el apoyo proactivo de Eurojust y Europol. Esto permitió un monitoreo a largo plazo y una operación bien preparada, derribando al mismo tiempo a varios grupos del crimen organizado vinculados involucrados en el tráfico de drogas a gran escala”.

“Varias organizaciones criminales trabajan juntas para llevar a cabo actividades policriminales a gran escala dentro y fuera de la UE”, comunicaron las agencias, por su parte, y agregaron que los detenidos están implicados en delitos de tráfico de drogas y blanqueo de dinero, principalmente.

Operaba en Lituania, Letonia, República Checa, Polonia, Francia, Alemania y Eslovaquia.

A su vez, la policía investiga un posible vínculo con grandes organizaciones de tráfico de estupefacientes por fuera del bloque europeo.

“El alcance del tráfico de drogas imputado a la red es inmenso, con actividades señaladas en tres continentes”, continuaron autoridades de Europol y Eurojust.

En el operativo del pasado martes se incautaron grandes cantidades de cocaína, hachís, cannabis y metanfetaminas tanto en navíos y camiones.

“La red criminal estaba estructurada como una empresa, con diferentes grupos criminales e intermediarios que trabajaban juntos fuera de las fronteras para controlar la cadena de tráfico de drogas en su conjunto, desde la organización de enormes envíos de droga a la distribución en toda Europa y más allá”, continuaron explicando tras las detenciones.

Los oficiales a cargo del operativo explicaron que la red tiene grandes facilidades para adaptarse a las nuevas circunstancias del narcotráfico, lo que le permitió durante mucho tiempo evadir exitosamente a las autoridades.

“Altamente flexibles, estos delincuentes se adaptan rápidamente a los nuevos métodos de narcotráfico para tratar de evadir la ley. Se han encontrado cargamentos de drogas en barcos y camiones, ocultos en sofisticados compartimentos”, dijeron.

El mayor número de arrestos se dio en República Checa y Francia, con nueve detenciones en cada uno, mientras que en Lituania y Eslovaquia fueron siete en cada país. También, hubo cinco en Letonia, dos tanto en Polonia como en Noruega y uno en Alemania, España y Estados Unidos.

El director del Centro de Delitos Organizados Graves de Europol, Jari Liujju, señaló que “los delincuentes son buenos para cooperar a través de las fronteras” y destacó que “el éxito de esta operación muestra cuán poderosas y de gran alcance” pueden ser “nuestras acciones cuando unimos fuerzas para cambiar las tornas de estos criminales de alto riesgo, sin importar dónde se encuentren”.

(Con información de AFP, EFE y Europa Press)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *