“Soñaba con comprarle una casa a su mamá”: Hermano de militar cesarense

El sueño de todo buen hijo es regalarle una casa a su madre. Ese era el anhelo más grande de Duván Ovalle Quintero, de 19 años, uno de los militares muertos en el accidente aéreo que se registró la mañana del lunes en una zona residencial de Medellín.

Duván, natural del municipio de La Jagua de Ibirico, Cesar, tenía 10 meses de estar prestando el servicio en el Ejército Nacional y días antes se encontraba de permiso visitando a sus familiares en la población del centro minero, pero al retornar al Batallón de Pizarro en el departamento del Chocó, donde prestaba el servicio, murió en la aeronave siniestrada.

Según contó Víctor Ovalle, hermano del uniformado, el regreso a la base el soldado militar lo tenía previsto realizar el pasado domingo 20 de noviembre, pero por el sobrecupo en la aeronave, no pudo viajar por lo que decidió volar al siguiente día, fecha que tenía marcado el destino para ponerle fin a su existencia.

Entre lágrimas, Víctor siguió narrando que el sueño del soldado era comprarle una casa a su mamá.

Asimismo, especificó que el Ejército Nacional se encuentra adelantando los trámites pertinentes para la entrega de los restos mortales que deben ser plenamente identificados por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Junto a Ovalle Quintero, viajaba Jorge Cantillo Martínez, también militar oriundo de La Jagua de Ibirico, y quienes tenían una amistad que se fortaleció en El Ejército Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *