Lo que el agua no se llevó

La imagen, captada por Donald Montaño, muestra a un niño jugando en uno de los tantos charcos de agua que dejaron las torrenciales lluvias y las inundaciones registradas en Bosconia la madrugada del domingo 23 de octubre de 2022. La fuerza devastadora de las corrientes de agua, barrió árboles, arrasó casas y devastó casi medio pueblo, pero no pudo llevarse la inocencia del menor, quien, despreocupado, chapalea en una charca de fantasías.

Foto: Donald Montaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *