19 de julio , 2024
Nacional

Explosión en Barrancabermeja habría sido una represalia contra vendedores de gas

Las autoridades de Barrancabermeja continúan adelantando investigaciones para establecer las causas de la conglagración que se registró en ese municipio de Santander el pasado sábado 1 de octubre. Recientemente salió a la luz la hipótesis de una posible retaliación.

La explosión en Barrancarbemeja fue de tal magnitud que las autoridades locales tuvieron que declarar calamidad pública para atender a los daminificados. En el hecho al menos 83 viviendas y 16 establecimientos comerciales resultaron afectados.

Según los múltiples reportes que se han conocido hasta el momento, más de 20 personas resultaron lesionadas, al menos tres de ellas de gravedad. Así mismo, en medios de comunicación nacionales se habla de entre una y tres víctimas fatales.

Ante esta situación, que generó pánico y aún deja muchas dudas a la ciudadanía y otros actores de la sociedad, las autoridades continúan investigando los hechos.

Recientemente se supo que el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, señaló que este caso podría tratarse de una retaliación contra los comerciantes del depósito de gas donde ocurrió la explosión y posterior conflagración.

El mandatario departamental señaló que al parecer estas personas habían estado recibiendo amenazas extorsivas antes de que se registrara la emergencia.

“Se habla de posible amenazas extorsivas a estos comerciantes y que puede ser algún tipo de retaliación”, dijo el gobernador de Santander, citado por la emisora RCN Radio.

Esta sería solo una hipótesis que podrá ser constatada o desmentida cuando la Fiscalía General de la Nación revele los resultados de las investigacines que están en curso.

Así mismo, el gobernador Mauricio Aguilar informó que se encontraron otros cinco puntos en los que se realiza este tipo de actividad en la clandestinidad. Según los informes emitidos también por la Oficina de de Gestión del Riesgo de Desastres, esos lugares no cumplen ningún tipo de protocolo de seguridad para su funcionamiento.

“Esta situación prende las alarmas frente a la manipulación y comercialización de gas en lugares que no son aptos para mantener este tipo de productos”, añadió el mandatario departamental.

El lugar no tenía autorización para comercializar gas

Ante la explosión de 14 pipetas de gas que iban a ser comercializadas desde el sector conocido como Pozo Siete en Barrancabermeja, las dudas sobre la legalidad de ese sitio y la actividad que se ejecutaba cada vez son más.

Luego de la emergencia la Alcaldía de Barrancabermeja confirmó que efectivamente el lugar no contaba con las autorizaciones requeridas para ese tipo de actividad.

En entrevista con el medio mencionado anteriormente, el alcalde de ese municipio, Alfonso Eljach Manrique, aseguró que en el POT no se encontró que esa zona del municipio estuviara autorizada para comercializar el material.

“Frente al Plan de Ordenamiento Territorial nosotros no hemos encontrado la autorización correspondiente en el que se señale que este tipo de establecimientos podían funcionar en este sector. Estamos realizando las investigaciones correspondientes porque lo que tenemos de manera preliminar es que es una empresa de familia y unos distribuidores de gas de Antioquia”, explicó el funcionario.

Calamidad Pública en Barrancabermeja

Ante la emergencia que se registró el pasado sábado 1 de octubre, las autoridades locales declararon calamidad pública en el municipio.

Esta medida tiene como fin poder agilizar las gestiones que permitan brindar apoyo a los comerciantes y familias que resultaron afectadas por la explosión.

Entre las medidas que estableció la administración municipal en medio de esta calamidad, están las de entregar ayudas humanitarias y un subsidio de arriendo por tres meses para quienes se quedaron sin vivienda a causa de la conflagración. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *