jueves, mayo 30, 2024
Actualidad

Advierten sobre inicio de la segunda temporada de lluvias que va hasta diciembre

En Colombia, el mes de septiembre es de transición hacia la segunda temporada de lluvias, especialmente en las regiones Andina y Caribe, especialmente al sur de esta última. Las mencionadas precipitaciones para la época son influenciadas por el tránsito de ondas tropicales provenientes del océano Atlántico, la ocurrencia y paso de ciclones tropicales en el mar Caribe y la paulatina migración de la Zona de Confluencia Intertropical (ZCIT) del norte hacia el centro del país.

Climatológicamente, para octubre y noviembre, especialmente de la región Andina, la temporada de lluvias es mucho más intensa que la primera temporada de abril y mayo. En la región Caribe este mes también hace parte de su temporada normal de lluvias, pero los máximos valores de precipitación se alcanzan hacia el mes de octubre. En la Orinoquía, octubre hace parte de su temporada lluviosa, no obstante estacionalmente su pico máximo se alcanzó en julio-agosto-septiembre.

Sin embargo, volúmenes de precipitación importantes se han registrado históricamente en el Piedemonte llanero, mientras que en la Amazonía octubre es parte de la transición de su época de menos lluvias de mitad de año a la de mayores volúmenes de precipitación a final del mismo, esencialmente en su parte centro-oriental. La región Pacífica se caracteriza por persistencia de lluvias en estos meses.

De acuerdo con el informe del pasado 8 de septiembre del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en inglés) y el Centro de Predicciones Climáticas (CPC) de la NOAA, la Temperatura de la Superficie del Mar (TSM) persistió por debajo del promedio en porciones del centro y oriente del océano Pacífico ecuatorial.

En general, el sistema acoplado océano-atmósfera continúa reflejando La Niña. Cabe recordar que el fenómeno de La Niña incrementa las precipitaciones en el territorio nacional y favorece la presencia de precipitaciones extremas para que esté atento el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres, dado que coinciden la segunda temporada de lluvias con la incidencia de La Niña.

La mayoría de los modelos predicen que las TSM permanecerán en los niveles de La Niña hasta el invierno 2022-2023, con una probabilidad del 91 %, disminuyendo al 54% entre enero y marzo de 2023. Cabe destacar que, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en su última discusión, manifiesta que de perdurar esta Niña en lo que queda del 2022, daría lugar al primer episodio triple de estas características en el siglo XXI.

En términos de predicción climática para la precipitación en Colombia el comportamiento esperado de las variables meteorológicas para los próximos seis meses en Colombia, no solo estará influenciado por el ciclo estacional típico de la época del año y de oscilaciones de distinta frecuencia como las ondas intraestacionales y ecuatoriales, sino también dependerá de la evolución de La Niña en lo que resta del 2022, y el retorno a la fase neutral del ciclo ENOS en 2023.

El modelo de predicción climática del Ideam para la precipitación estima durante el trimestre consolidado octubrenoviembre-diciembre lluvias superiores al 30% respecto a los promedios históricos en La Guajira, Magdalena, Atlántico, Bolívar, Sucre, norte de Córdoba, norte de Chocó, gran parte de la región Andina y piedemontes llanero y Amazónico.

Para el resto del país se estiman precipitaciones propias de esta época del año. Con RSF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *