Cric envía duro mensaje al gobierno nacional y sostiene que no van a desocupar predios

Desde los últimos meses ha venido acrecentando la ocupación de tierras por parte de integrantes del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), ellos proclaman que se les otorguen las tierras que, consideran, se les quitaron a sus antepasados, mientras esos mismo terrenos pertenecen a otros acreedores en la actualidad. Por esta situación, en los departamentos del Cauca y Valle del Cauca, las comunidades indígenas comenzaron a ocupar los predios, hasta que se les titule a su nombre, tal como sentenciaron en el último comunicado de entregado por la Cric.

El miércoles pasado, 31 de agosto, el ministro de Defensa, Iván Velásquez, señaló a esta conducta como una que no acepta el gobierno nacional y aseguró que, de no desocupar las tierras, tendrían que afrontar el desalojo por parte de la Fuerza Pública.

“Las fuerzas de Policía deben actuar para impedir la ocupación de esos terrenos y dentro de las 48 horas siguientes como lo consagra la ley tomar todas las medidas y acciones necesarias para desalojar”, sostuvo el ministro Iván Velásquez.

Sin embargo, la solicitud de retirarse de estos predios no fue acatada por parte de las autoridades indígenas, y contrario al llamado hecho por el ministro, aseguran que no se van a retirar de las tierras en las que han ingresado, pues consideran que las tierras que son el objeto de sus luchas, son, en realidad, su casa para vivir.

“Nosotros y nosotras, proceso de liberación de la Madre Tierra del norte del Cauca, le mandamos a decir al gran jefe (presidente Gustavo Petro) que no vamos a desalojar, que aquí en estas tierras nos quedamos porque esta es nuestra casa para vivir y luchar”, se lee en el comunicado de la Cric.

Esta ocupación de predios, si bien inició en los departamentos anteriormente anunciados, se replicó en otras zonas del país y por parte de otras comunidades indígenas diferentes al Cric. A día de hoy; propietarios en Córdoba, La Guajira, Santander, Atlántico, César y Huila también denuncian la ocupación de sus terrenos. Esta situación iría a línea de lo que anunció el fin de semana el Cric desde el Cauca.

“Al gran jefe (presidente Gustavo Petro) también le mandamos a decir que vamos a entrar en otras fincas porque nuestra lucha no se detiene. Ayer estábamos en una gran acción para acompañar a una comunidad que está liberando una finca porque el Esmad está que los molesta con gases todos los días”, expresa el Cric.

Tras cumplirse las 48 horas luego de que el ministro de Defensa pidiera la desocupación de las tierras, el Cric denuncia que no se obtuvo un diálogo con las autoridades de gobierno para llegar a algún acuerdo, sino que por el contrario, la fuerza pública les atacó con gases lacrimógenos para que despejaran las terrenos. Decisión a la que se oponen rotundamente.

La comunidad indígena dice además, que cumplen 17 años de espera para que los gobiernos o el Estado les de una solución, pero que ante la negativa, retoman las vías de hecho para luchar por la tierra. Una lucha que, conforme afirman, ha cobrado la vida de 12 indígenas, quienes fueron asesinados por empresas privadas, según denuncian.

“No nos vamos porque aquí en estas tierras en proceso de liberación han caído 12 compañeros desde el 2005, asesinados por la empresa privada de Incauca, Asocaña y Procaña, y por el estado colombiano. Aquí ya echamos raíz”, continúa diciendo la misiva.

Por otro lado, campesinos y ganaderos, han demostrado su preocupación al ver sus terrenos ocupados, le piden al gobierno un actuar rápido, antes de que la situación se pueda salir de control. Así lo manifestó el senador Alirio Barrera, quien se reunió en días pasados con más de 700 ganaderos, quienes aseguran intenciones de defender el territorio. Sostuvieron también que esperan reunirse con la ministra de Agricultura para dialogar posibles soluciones. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *