Piedad Córdoba denunció que hombres armados intentaron ingresar a su apartamento

La senadora del Pacto Histórico Piedad Córdoba denunció un atentado en contra de su integridad por parte de hombres armados que buscaron burlar la seguridad del edificio y de su esquema de protección para ingresar a su apartamento en la ciudad de Medellín.

Córdoba, quien no se posesionó desde un hospital por los quebrantos de salud y no ha podido asistir al Congreso donde fue elegida por la lista del ahora gobierno del Pacto Histórico, decidió no ampliar los detalles de la denuncia que hizo a través de su cuenta de Twitter.

“En la noche de ayer hombres armados intentaron ingresar a mi apartamento en Medellín amedrentando al vigilante del edificio y a un escolta, colocándole un arma en la cabeza”, señaló la legisladora. Según se ha podido conocer, ella estaba sola al interior de su vivienda.

Al parecer, los hombres armados pretendieron simular un intento de asalto, pero Córdoba asegura que tenían la clara intención de atentar en contra de su integridad, por lo que sería una violación intencionada de su seguridad.

“Afortunadamente el escolta conservó la calma. Le quitaron el celular que era lo más importante y luego se fueron, no pasó cosas más graves porque el escolta se supo controlar. Los hombres iban derecho al apartamento”, agregó la congresista.

De acuerdo con la revista Semana, las autoridades de Policía de la ciudad de Medellín adelantan una verificación de los hechos expuestos por la senadora a través de redes sociales, con verificación de las cámaras de seguridad del sector. Sin embargo, esperan la denuncia formal ante las autoridades para proceder con un grupo especial.

Desde inicios del mes de agosto, la senadora fue internada en la Clínica El Rosario de Medellín por una afección renal y un deteriorado estado de salud. Allí permaneció varias semanas e incluso el presidente del Senado, Roy Barreras, la visitó para cumplir en el centro médico el acto formal de posesión como congresista del Pacto Histórico. Pero hasta el momento no ha asistido al capitolio y habría sido dada de alta hace pocas semanas.

Piedad Córdoba también afronta el proceso de extradición de su hermano Álvaro Córdoba, a quien la corte de Estados Unidos acusa de haber ingresado a ese país cinco kilos de cocaína y el delito de porte ilegal de armas, así como de tener nexos con grupos armados disidentes de las Farc.

Su extradición se encuentra en trámite en el Ministerio de Justicia, ya aprobada por la Corte Suprema, por lo que solo resta que el ministro Néstor Osuna la remita al presidente y quede en firme, por esa razón no hizo parte del grupo de extradiciones que firmó el mandatario la semana pasada.

“Está en trámite, en este momento está en mi despacho. No está aquí en el palacio de Nariño el expediente”. señaló el ministro de Justicia sobre la orden de extradición de Álvaro Córdoba.

Sin embargo, por parte de la defensa del hermano de la senadora del Pacto Histórico se espera que el presidente Gustavo Petro estudie a fondo el caso. La abogada Ludy Valentina Santiago, quien pertenece al grupo de defensa en este caso en contra de Álvaro Córdoba, señaló a El Tiempo (ET) que espera que el nuevo Ministerio de Justicia revise la solicitud de extradición.

La defensa argumenta la solicitud de revisión del caso en que “en el tratado de extradición y la legalidad de los actos que se han desplegado por parte de agentes encubiertos, y frente a la ley que de acuerdo a la Constitución regiría esos actos”.

Otro de los argumentos de la defensa del hermano de la senadora Piedad Córdoba es que “porque los procedimientos que se han llevado a cabo, al criterio del equipo de trabajo, se viola el principio de legalidad porque aun cuando el tratado de extradición está vigente, este no se puede aplicar porque no existe una ley que lo incorpore al ordenamiento interno”, señaló a ET.

Sobre la extradición, el presidente Gustavo Petro a señalado que piensa que no se debería extraditar a quienes aporten verdad y reparación al Estado y a las víctimas, algo que podría ser aplicable en el caso de Álvaro Córdoba. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *