Petro y Maduro podrían sostener una reunión oficial antes de que finalice el año

Con Armando Benedetti, embajador de Colombia ante el régimen de Nicolás Maduro, ya en Caracas y Félix Plasencia, representante venezolano en Bogotá, el restablecimiento oficial de las relaciones entre ambos países es inminente. Una vez se concrete esta acción se espera que los nuevos embajadores empiecen a trabajar para llegar a acuerdos económicos y culturales y, por supuesto, que gestionen una reunión entre quienes están al frente de cada uno de los países: Gustavo Petro y Nicolás Maduro.

Según Benedetti, el encuentro Petro – Maduro se prevé que se lleve a cabo antes de que finalice el año. La información la confirmó el diplomático una vez llegó a Caracas, sin embargo, aún no dio una fecha – o al menos un mes – en la que podrían encontrarse los políticos. Tampoco se sabe si la reunión se levaría a cabo en territorio colombiano o venezolano.

Si bien los embajadores aseguran estar comprometidos para que el encuentro Petro – Maduro se lleve a cabo pronto, aseguran que hay temas que necesitan atención urgente. En el caso de Colombia, Benedetti está enfocado en habilitar al menos tres de los 16 consulados que tiene el país en Venezuela. Estos sería los de Caracas, Maracaibo y San Cristóbal.

Para hacer primero debe hacer una revisión del estado de las sedes consulares, que según Benedetti “primero hay que pagar el agua, la luz y el teléfono”. Esto dará paso a que comience la atención a venezolanos en Colombia y colombianos en Venezuela.

Hay que recordar que una semana antes de posesionarse en el cargo, el canciller Álvaro Leyva se reunió con su homólogo venezolano Carlos Farias para hablar sobre temas de interés para ambas naciones. Al finalizar el encuentro firmaron un memorando de acuerdo para dejar por escrito las acciones que pretenden implementar.

“Los cancilleres expresaron su voluntad de avanzar en una agenda de trabajo para la normalización gradual de las relaciones nacionales a partir del próximo 7 de agosto con el nombramiento de embajadores y demás funcionarios diplomáticos y consulares. Los cancilleres ratifican su disposición para consolidar los lazos de amistad y cooperación con la revisión de todos los temas de interés binacional en beneficio de la felicidad de nuestros pueblos”, se lee en el acuerdo.

Ahora, ya con los embajadores nombrados y en sus sedes de trabajo, los funcionarios deberán empezar a designar todo su equipo de trabajo, incluyendo a los cónsules correspondientes.

A partir de ahí se empezarían a gestionar acuerdos para lograr la reapertura de la frontera. Según Petro, podría darse antes de finalizar octubre, pero esto está sujeto a cambios.

Cabe anotar que si bien el Gobierno Petro es optimista frente a este restablecimiento de relaciones, no niega que hay tensiones grandes que asegura tomarán más tiempo para solucionarse. Así mismo, considera que si las relaciones se van reconstruyendo desde lo básico, a la hora de discutir lo complejo podría ser mejor el proceso.

Hay que avanzar con los problemas graves entre países, como el conflicto por Monómeros. Hay que recordar que la empresa fue intervenida bajo orden de máxima supervisión desde septiembre de 2021. Con esta medida, las autoridades colombianas, esperaban que esa compañía resolviera sus asuntos de índole económica y jurídica. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *