Régimen cubano abrirá el comercio mayorista y minorista a la inversión extranjera

Como parte de una estrategia para reactivar la economía de la isla, el régimen de Cuba abrirá en fecha próxima el comercio mayorista y minorista a la inversión extranjera, anunciaron las autoridades cubanas.

«Para la realización del comercio mayorista ahora se podrán utilizar las tres modalidades previstas en la ley», señaló en un programa televisivo la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, en referencia al establecimiento de empresas mixtas, los contratos de Asociación Económica Internacional con fondo común o por servicio y las entidades con capital totalmente foráneo, las tres formas de inversión extranjera que recoge la ley cubana.

Díaz afirmó que el objetivo es que ese comercio mayorista sea un proveedor de materias primas, equipos e insumos, impulse y dinamice a los sectores estatal y no estatal, así como potencie la producción nacional y logre encadenamientos productivos.

«Es una oportunidad para eliminar paulatinamente el desabastecimiento que atraviesa el país, ya que hasta ahora los principales proyectos estaban encaminados a la producción de bienes y servicios y no al comercio, situación que cambia con la creación de empresas en la modalidad de consignación», ahondó.

La titular de Comercio Interior aclaró que en el caso del comercio minorista solo se permitirá la participación foránea mediante empresas mixtas y asociaciones económicas internacionales, y se priorizarán las ofertas de negocios a compañías que cuentan con sucursales u oficinas de representación establecidas en el país.

Hasta el momento, la inversión extranjera en Cuba se había limitado a la producción y algunos servicios, pero el comercio se mantenía de manera exclusiva en manos de entidades estatales.

En el mismo programa televisivo, la viceministra primera de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ana Teresita González, adelantó que se permitirá a algunas empresas privadas tanto importar como exportar de manera independiente, pero que deberán ser entidades productoras de bienes y servicios con posibilidades de exportación y deben realizar las ventas de manera directa.

«Estamos evaluando comenzar por las entidades que exportan servicios informáticos», aseguró y agregó que valorarán los casos de privados que necesiten realizar importaciones, pero solo donde ello conduzca a concertar contratos ventajosos que permitan lograr mejores precios para la posterior venta a la población.

«Es decir, se les dará facultad de importación a las entidades que logren comercializar sus productos y servicios a mejores precios», ratificó González.

No obstante, la funcionario precisó que solo será posible importar insumos, materias primas, equipos y otros productos que resulten imprescindibles para cumplir el objeto social para el que fueron creadas esas empresas.

El Gobierno cubano ha aprobado y aplicado una serie de medidas en los últimos dos años que tratan de sacar a flote a la economía nacional, golpeada por la crisis internacional, los efectos de la pandemia del nuevo coronavirus y el endurecimiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos al país desde hace más de medio siglo. (Información Agencia Xinhua).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *