miércoles, abril 17, 2024
Nacional

Inicio de operaciones de Hidroituango: constructor y EPM tienen diferentes fechas

Aunque el proyecto Hidroituango parecía haberse destrabado para encender la primera turbina el próximo 26 de julio, ahora se conoció una carta en la que el consorcio pronostica que no será posible cumplir dado el avance de las obras. EPM contestó y reafirmó el cronograma anunciado a inicios de febrero.

El concejal Daniel Duque compartió en redes sociales una carta firmada por Braulio Saraiva Junior, director general e ingeniero residente del Consorcio CCC Ituango, dirigida William Giraldo Jiménez, vicepresidente de proyectos de generación de energía de EPM. El documento tiene fecha del 21 de febrero, tres semanas después de que se anunciara la fecha de inicio de operación.

“Teniendo en cuenta los cronogramas que son analizados conjuntamente en los comités de programación a los que somos invitados y en los cuales se presentan las actividades a cargo de otros contratistas y su interrelación con las actividades que desarrolla el Consorcio, encontramos que dichos cronogramas no se ajustan en su terminación para la fecha anunciada”, se lee en la misiva que fue filtrada.

La primera turbina se iba a encender justo el día de cumpleaños del alcalde Daniel Quintero, el 26 de julio y de acuerdo a las pruebas continuar con la activación gradual en los siguientes años de las otras siete. La primera debería recibir hasta 270 metro cúbicos de agua por segundo para generar hasta 300 megavatios. Sin embargo, el consorcio asegura que las pruebas con agua no se darán sino hasta octubre, más de dos meses después de la fecha acordada.

“Según la programación que conocemos, la ruta critica de entrada en operación de la primera unidad está marcada por el blindaje de las conducciones y codos superiores, así como los concretos alrededor de estos, y cuya finalización prevé el inicio de las pruebas con agua para el mes de octubre de 2022. De este modo, resaltamos que las actividades que viene desarrollando el consorcio están enfocadas en lograr esta meta”, se lee en la carta enviada a EPM.

Como explicó el concejal Duque, Hidroituango tiene plazo máximo hasta el mes de noviembre para empezar a generar energía, de lo contrario podría llevar a multas millonarias que podrían de nuevo en jaque financiero a la hidroeléctrica. Según dijo el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, a El Colombiano, el proyecto debe cerrar el año con al menos dos turbinas activas, de lo contrario de lo contrario tendría pérdidas hasta de 170 millones de dólares.

En ese sentido, Saravia Junior le solicitó al director de proyectos de EPM que le den a conocer al consorcio toda la información y las estrategias de los diferentes actores coordinados por la compañía, más de 80 contratistas que hacen trabajo en casa de máquinas, para sacar adelante el cronograma.

“Sin embargo y entendiendo que no tenemos toda la información relativa a la entrada en operación de la central, pues depende de múltiples actores coordinados por EPM, solicitamos respetuosamente damos a conocer las estrategias que tienen planeadas para alcanzar la fecha anunciada de generación, con el objeto de evaluar que planes de acción al alcance del Consorcio podamos implementar para contribuir en ese objetivo”, dice la misiva.

EPM emitió un comunicado a raíz de la filtración de la comunicación con el Consorcio CCC Ituango, en la que reafirmó la fecha anunciada el pasado 2 de febrero para el día que Hidroituango superará la contingencia y empezará la etapa de culminación y generación de energía, establecida para el 26 de julio.

“Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para sacar adelante la obra”, afirmó William Giraldo Jiménez y agregó que las obras del tamaño de la hidroeléctrica tienen nivel de incertidumbre en los cronogramas, y aunque les ha tomado más tiempo culminar los pozos, esperan poder acelerar tras el paso más difícil.

“Dentro de la ruta critica de las unidades generadoras de Ituango está la instalación de los blindajes de los pozos verticales, lo cual no ha avanzado a la velocidad requerida en los codos inferiores. Sin embargo, se espera que, en la instalación del blindaje metálico de la parte recta de esos pozos, se logre tener una disminución de tiempos”, sostuvo Giraldo Jiménez.

“Eso se evaluará en estos meses siguientes, ya que apenas se está empezando la instalación en esa zona. Luego de esa evaluación, se determinará que rendimientos se obtienen no solamente en la instalación de los tubos por parte de la empresa ATB, sino también de los concretos por parte del Consorcio constructor”, agregó.

El director sostuvo que son más de 80 empresas contratistas y no todo depende del Consorcio Constructor. Por ejemplo, Giraldo afirmó que los equipos electromecánicos y las pruebas de puesta en servicio deberá adelantarlos otra empresa meses después de instalar los últimos concretos en las unidades generadoras. El proyecto se espera que genere 2.400 megavatios en total para el 2025 cuando esté completamente en operación. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *