jueves, abril 18, 2024
Variedades

Momificó el cadáver de su padre y cobró su pensión durante 18 meses


Guardaba el cuerpo debajo de la cama en la que dormía.
Un hombre de 54 años mantuvo durante 18 meses el cadáver momificado del papá en su apartamento de Móstoles, un municipio cercano a Madrid, España, para poder utilizar la huella dactilar de este y cobrar la pensión a la que tuvo derecho.

El cuerpo lo tenía preservado debajo de la cama en la que dormía por las noches, y en la misma que solía descansar durante el día, incluso hacer la siesta.

El tipo fue identificado como José Manuel Cobos, y descubrieron la patraña porque no pagaba la mesada del arrendamiento y el propietario del inmueble se vio precisado a emprender una acción judicial, publicó el periódico madrileño El Mundo.

Cuando las autoridades llegaron al apartamento, situado en el tercer piso de un edificio, Cobos saltó al vacío por la ventana tratando de escapar del procedimiento legal.

Al revisar la vivienda los gendarmes se llevaron la sorpresa del cuerpo momificado del padre del sujeto, un anciano de 83 años.

Tras la caída desde el tercer piso de la edificación, José Manuel Cobos sufrió heridas severas, como varias vértebras aplastadas, rotura de la cadera, fractura de un brazo y traumatismo craneoencefálico, que obligaron su hospitalización de emergencia.

El episodio ocurrió el pasado 20 de enero, pero solo se reveló este viernes 11 de febrero.

La investigación arrojó que Cobos llevaba más de cinco años desempleado, y estaba separado de su esposa; sobrevivía mediante el cobro fraudulento de la pensión de su padre.

Sin embargo, no pagaba el arriendo, y por ese descuido u omisión, el dueño del apartamento emprendió la acción judicial que permitió descubrir su maniobra.

José Manuel Cobos tiene dos hermanos a los que no les daba razón de su padre, y tampoco permitía que estos fueron a visitarlo.

Las autoridades españolas indagan ahora la causa de la muerte del anciano, y de no ser por causa súbita, su hijo podría verse en líos judiciales si se demuestra que fue negligente en el cuidado del papá.

Los investigadores tampoco descartan que se pudiera tratar de un homicidio.

Mientras tanto, si tendrá que ir a juicio por el delito de estafa a la Seguridad Social española tras el cobro indebido de la pensión de su padre.

Se calcula que la muerte del octogenario pudo haberse dado en 2020, luego del estallido de la pandemia del coronavirus en Europa.

En la cama del hospital en que se recupera José Manuel Cobos afirma que no se acuerda de nada, que es víctima de un borrón de toda la memoria, y que no sabe qué pasó a su alrededor. zonacero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *