lunes, mayo 20, 2024
General

Viven en una invasión esperando desde hace 11 años la entrega de sus viviendas

Una larga lucha ha vivido un grupo de familias que desde hace 11 años habitan las invasiones Altos de Pimienta, Bello Horizonte II y Guasimales, esperando la entrega, por parte de Fonvisocial, de las viviendas construidas en la urbanización El Porvenir en Valledupar, según fallo emitido por la Corte Constitucional.

Los afectados son personas desplazadas y víctimas del conflicto armado, quien durante más de una década han tenido que vivir en extrema pobreza, mientras sus viviendas, asignadas por la Municipalidad, se las ‘come’ la melaza ante la negativa de Fonvisocial de entregarlas a sus propietarios, a quienes ya están adjudicadas.

“No entendemos la negativa de Fonvisocial para entregarnos las viviendas. Llevamos 11 años de lucha y por orden de la Corte Constitucional, deben entregarnos de inmediato el inmueble, muchos de los cuales ya están a nombre de nosotros y no del municipio”, manifestó María Emperatriz Quiñones Oviedo, una de las personas afectadas.

Asegura que han buscado el acercamiento con Fonvisocial, que es una dependencia de la Alcaldía de Valledupar, y no hay respuesta, solo alegan que de deben entregar los predios ocupados actualmente en Altos de Pimienta, pero el fallo de la Corte por ningún lado exige tan disposición; “nos quieren jugar sucio”.

Recordó que a través de la sentencia T-946 de 2011, la Corte Constitucional falló a favor de la comunidad, asignando las viviendas, las cuales ya tienen más de tres años construidas y no ha sido posible que las entreguen.

“Alcalde Mello Castro, ya es tiempo que nos entregue nuestras casas, porque es una orden judicial, pero Fonvisocial está argumentando en que nosotros tenemos que entregar los predios que actualmente estamos ocupando en Altos de Pimienta, cosa que no está estipulada en el fallo”

Agregó que en la urbanización El Porvenir fueron ubicadas 17 familias, de las cuales 10 lo hizo el exalcalde ‘Tuto’ Uhía. “Hemos dado todo, estamos cansados de estar sufriendo, vivimos en un barrio que no contamos con servicios públicos”.

De igual manera, Quiñones Oviedo advirtió que tienen evidencias de las intenciones del Gobierno municipal de estar preparando las viviendas, para utilizarlas durante los Juegos Bolivarianos, cosa no permitirá la comunidad afectada.

LLEGAN RECIBOS DE LOS SERVICIOS

Lo más insólito del caso, es que hay familias a las que les asignaron las viviendas, pero no se las entregan, incluso los recibos de los servicios están llegando a su nombre sin estar habitando el inmueble.

Tal es el caso de Wilton Vergel, a quien le fue asignada la casa 2A, manzana D6, para mudarse el 30 de septiembre y hasta ahora no hay respuesta. “Pero lo que sí me están llegando son los recibos de los servicios, como el del agua por 158.000, correspondientes a tres meses”.

Entre tanto, las familias afectadas han emprendido acciones de protestas, y están dispuestas a llegar a todas las instancias hasta lograr la entrega de sus viviendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *