sábado, marzo 2, 2024
Otras Noticias

Vendió una empanada y le pagaron con balas: Asesinato de la ‘Cacorrina’

Una mujer, de nombre Norma Constanza Trujillo González, quien laboraba como vendedora de empanadas en el centro de Neiva, fue atacada salvajemente a disparos y cuchillo, muriendo en el hospital central.

Allegados la alcanzaron a subir a un taxi, que la condujo a toda velocidad a las instalaciones del Hospital Universitario Hernando Moncaleano con el fin de salvarle la vida, del violento ataque que sufrió, sin embargo, la mujer habría llegado sin signos vitales al centro asistencial.

El ataque que sufrió la vendedora de 41 años, tuvo lugar en la carrera segunda entre calles sexta y séptima.

Los ‘balazos’

En relación al hecho de sangre, el Diario EXTRA Huila conoció que unos sujetos llegaron al sitio donde Norma se encontraba expendiendo sus productos alimenticios, y luego de una breve discusión, uno de los sujetos le pegó cuatro puñaladas, una en la parte superior del abdomen, tres lesiones en el brazo izquierdo.

La mujer conocida como la ‘Cacorrina’, cayó malherida al suelo, ahí un sujeto le propinó dos disparos en la cabeza.

Carrera contra la muerte

Después de que emprendieron la huida los atacantes, los amigos de Trujillo detuvieron un taxi, la subieron y enseguida el conductor arrancó a gran velocidad con el fin de salvarle la vida.

A los pocos minutos llegaron al Hospital Universitario Hernando Moncaleano, la bajaron y de una vez fue atendida por el personal médico. Los galenos iniciaron maniobras de reanimación, pero todo el esfuerzo fue infructuoso, pues la mujer ya había perdido gran cantidad de sangre y las lesiones en el cráneo le produjeron la muerte.

En investigación

A los pocos minutos arribaron al sitio del ataque unidades de la Policía, quienes iniciaron las labores investigativas con el objetivo de conocer, sí la mujer tenía o n o amenazas en su contra que derivaron en la brutal agresión de la que fue objeto.

Otro dato que se conoció es que Trujillo González registra antecedentes judiciales por los delitos de hurto agravado y fabricación, tráfico o porte de estupefacientes, y hace alrededor de seis meses había salido de la Cárcel de Neiva, donde se encontraba purgando una pena.

Norma fue detenida en 2016 por su presunta participación en hechos delictivos registrados en la capital del país, siendo requerida por el Juzgado 26 de ejecución de Penas de Bogotá, mediante orden de captura vigente por el delito de lesiones personales agravadas.

De acuerdo con la investigación judicial, la ‘Cacorrina’ estaría comprometida en las lesiones causadas a una víctima de hurto, hechos ocurridos sobre vía pública en la capital del país. Hsb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *