De Valledupar viajó madre de universitaria drogada con escopolamina en Boyacá

Deambulando por las calles de Paipa, Boyacá, fue hallada por la Policía Nacional Paloma Cuello Oñate, la joven de 17 años, hija del exgobernador de la Guajira, Álvaro Cuello, quien había desaparecido en el barrio Modelia de Bogotá el pasado lunes 12 de marzo. La menor se encontraba semidesnuda y desorientada.

El País Vallenato en diálogo con la madre de la joven María Oñate dijo que por teléfono logró hablar con su hija, “le sentí la voz, le reconocí su voz, no conoce a nadie y en este momento está sedada, según nos dice el general del Ejército”, explicó.

Esta mujer que desde miércoles perdió el contacto con su hija, estudiante de Derecho de la Universidad Externado en Bogotá, dijo que Paloma es una niña con excelente calificaciones y que desapareció el martes a las 2:30 cuando salió para la Universidad.

“Para nosotros fue bastante, nos inquietamos muchísimo pues ella no se comunicó con nadie por el celular ni por WhatsApp y enseguida todos sus compañeros de universidad y del colegio Santa Fe en Valledupar, además de su mejor amigo que es Jackson, nos alarmó y empezamos a buscarla y fue cuando nos dimos cuenta que estaba desaparecida”, relató.

Una fotografía y un texto donde se indicaba que estaba desaparecida fue publicada en las redes sociales, además de la comunicación con las autoridades, “no alcanzó a durar 24 horas desaparecida, gracias a la ayuda de todos, de las Fuerzas Militares y de Policía y gracias a los medios de comunicación y a todas las personas en las redes sociales”.

Asegura que por ser Paloma una joven de excelentes calificaciones, llegó a la conclusión que la menor fue escopolaminada para robarla, “ella es una niña sin problemas, no es una niña que suele perderse ni nada. Paloma es una niña que pues como todo adolescente, es más fácil que pueda sobrevivir 20 segundos sin aire que sin el celular”, aseguró.

En un vuelo comercial desde Valledupar partió al encuentro con su hija, “no veo la hora en llegar, quiero agradecerle y extender una voz de agradecimiento a todo Colombia, a mis familiares y amigos, a todos los amigos de mi hija, a los medios de comunicación y a las Fuerzas Militares y Policía del país, porque gracias a ustedes pudimos encontrar a mi hija a tiempo”, puntualizó María Oñate.

“La menor ingresó a las 7:19 de la mañana y fue traída por la Policía. Presentaba signos de deshidratación e hipotermia severos, pero ya se encuentra estable. Le estamos realizando diferentes exámenes clínicos de la mano de medicina legal y hasta tanto no tengamos los resultados definitivos no será dada de alta ni se determinará si es necesario de trasladarla a otros centro asistencial en Bogotá”, explicó José Ramón Merchán Ruíz, gerente del Hospital San Vicente de Paúl de Paipa, donde fue llevada la joven.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *