25 de julio , 2024
Nacional

Decretan alerta amarilla hospitalaria en Santa Marta por paso del huracán Beryl

La Secretaría de Salud Distrital de Santa Marta extendió la alerta amarilla hospitalaria hasta el 15 de julio debido a los fenómenos climatológicos como La Niña y la amenaza del huracán Beryl, que ha alcanzado la categoría 5. La medida se emitió en un comunicado oficial publicado el primero de julio.

El Beryl, que adquiere características de tormenta tropical al acercarse al Caribe, podría impactar la región, sumándose a los estragos del fenómeno de La Niña, que ya había provocado fuertes lluvias. “La alerta amarilla hospitalaria busca garantizar la continuidad del servicio de salud y atender posibles emergencias”, señaló la entidad en su comunicado.

El origen de esta alerta se remonta a la resolución 005, firmada el 14 de junio de este año, que estableció una alerta amarilla debido a los efectos de La Niña. Inicialmente, esta medida debía finalizar el 30 de junio. Sin embargo, ante la previsión de más fenómenos meteorológicos adversos, la resolución 006 del 30 de junio extendió la alerta hasta mediados de julio.

Luis Álvarez, secretario de Salud Distrital, destacó la importancia de la prevención y la atención oportuna en estos casos. “Todas las IPS y EPS de Santa Marta deben estar listas para responder a las emergencias”, mencionó en una reunión con los representantes del sector salud.

La Secretaría de Salud ha instruido a las Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS) y las Entidades Promotoras de Salud (EPS) a mantener alta vigilancia y coordinarse estrechamente con el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) Distrital. “Es fundamental que todas las instituciones estén alerta y respondan eficazmente a los llamados”, afirmó Álvarez.

El impacto climático no solo pone en riesgo la infraestructura sanitaria, sino también la seguridad de los ciudadanos de Santa Marta. Por ello, se ha enfatizado la necesidad de establecer protocolos de contingencia que aseguren la prestación ininterrumpida de los servicios de salud.

En un esfuerzo conjunto, las autoridades locales han iniciado campañas de información para brindar a la comunidad las herramientas necesarias para enfrentar posibles emergencias.

Finalmente, la Secretaría de Salud reiteró su llamado a la comunidad para mantenerse informada y seguir las instrucciones oficiales. La prevención y la preparación son esenciales para minimizar los daños que el huracán Beryl pueda ocasionar.

La amenaza de Beryl en las costas colombianas

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) informó que Beryl se aproximará peligrosamente a las costas colombianas el 2 de julio, generando potenciales ráfagas de viento y precipitaciones en diversas regiones del país. Las principales áreas en riesgo son los departamentos de La Guajira, Magdalena, Atlántico y Bolívar, así como las islas de San Andrés y Providencia, donde se ha emitido un nivel de Aviso.

Ideam detalla que el nivel de Aviso se activa bajo determinadas circunstancias, siendo aplicable a Beryl cuando “existe la probabilidad de que se forme o ingrese un ciclón tropical en el mar Caribe en un plazo máximo de 48 horas y que pueda ocasionar una afectación ‘ligera a moderada’ de las condiciones océano-atmosféricas en el país”. Otras áreas como Sucre, Córdoba, Antioquia y Chocó, que se encuentran en el golfo del Darién, mantienen un nivel de Vigilancia, debido a su relativa lejanía del camino principal del ciclón.

Álvaro Ortiz, portavoz del Ideam, comunicó que “la probabilidad del ciclón de entrar en el mar Caribe durante los próximos siete días se mantiene con un nivel de vigilancia elevado.” La diferencia entre los niveles de Aviso y Vigilancia radica en el periodo temporal y la probabilidad del fenómeno meteorológico.

El Ideam subraya que, pese a no estar directamente en la trayectoria de Beryl, los departamentos bajo el nivel de Vigilancia podrían enfrentar cambios significativos en las condiciones oceánicas y atmosféricas. “En caso de un incremento abrupto en la actividad ciclónica, estos departamentos deben estar preparados para una eventual actualización de las alertas,” advirtió el instituto.

San Andrés y Providencia, por su naturaleza insular, enfrentan un riesgo particular. Juan Mejía, especialista en meteorología del Ideam, recordó que “estas islas, debido a su geo-localización y características climáticas, deben tomar medidas preventivas más estrictas”. Las autoridades locales han comenzado a coordinar evacuaciones y la implementación de protocolos de emergencia para garantizar la seguridad de la población.

La advertencia del Ideam también incluye detalles sobre la intensidad de los posibles vientos, que podrían alcanzar velocidades peligrosas. Según el instituto, “las ráfagas de viento podrían superar los 80 km/h, aumentando el riesgo de daños estructurales y caídas de árboles.”

Por otra parte, las lluvias asociadas al ciclón podrían provocar inundaciones repentinas en áreas vulnerables. El Ideam estima que las precipitaciones podrían ser especialmente intensas en la costa caribeña y sugieren “evitar zonas de riesgo y mantenerse informados a través de los canales oficiales”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *