sábado, junio 15, 2024
General

José Antonio Murgas desde joven luchó por el Cesar

En la más reciente entrevista que concedió a El País Vallenato, José Antonio Murgas Aponte, uno de los promotores de la creación del departamento del Cesar, recordó la dura, pero satisfactoria misión, que fue independizar al Cesar del Magdalena, con una proyección futurista que se logró gracias a la representación política del momento y a la alta dignidad de los jóvenes de este territorio.

“Debido al gran empuje y progreso de esta comarca progresista, con mayor empuje que el Magdalena, un conjunto de jóvenes nos propusimos en la época dar el paso para presentar el proyecto. Para entonces, era Representante a la Cámara, oportunidad que no deje perder para levantar la batuta del triunfo al alcanzar la independencia del Cesar. Nos dimos cuenta que el Cesar tenía mucho empuje, mucho progreso y estímulo para ser grande”, afirmó el exgobernador del Cesar en su momento.

“Doy gracias a Dios por permitir disfrutar de la materialización de un sueño que ha quedado para las nuevas generaciones, quienes tienen en sus manos lograr que el Cesar sea un departamento piloto en el país”.

Recordó que el proyecto sobre la creación del departamento, la presentó inicialmente Alfonso Araújo Cotes, con gran dignidad, deseo de triunfo de lo que es hoy el Cesar. “Desde un principio, vimos que era viable, aceptable y correspondía a una realidad política y administrativa la creación de una nueva entidad en este territorio. En el Magdalena no había quien defendiera la iniciativa con el coraje y la dignidad que aquí le pusimos una avanzada progresista; en el Magdalena la gente siempre estuvo marginada, no tenía voceros, el Cesar sí”, afirmó Murgas en el seno de su hogar en Valledupar, donde recibió al equipo periodístico de El País Vallenato.

ASÍ SURGUIÓ EL MAPA

Recordó que para el momento hubo una oposición poco elegante, sus argumentos no superaban la propuesta de los líderes del Cesar. El mapa surgió de un grupo de amigos en el hotel Santa Fe de Bogotá, labor en la que considera distinguir a Darío Quintero Patiño, quien siendo oriundo de Río de Oro, una población histórica de gran trascendencia, no se quedó en los Santanderes, decidió apegarse a esta iniciativa.

La organización de volvió difícil y arriesgada, los mismos municipios dieron los límites que permitieron hacer la geografía que es hoy el departamento. Aquel 21 de diciembre de 1967, fue un día apoteósico, la gente salía por la calle para darle vigencia a la creación del departamento.

PRÓSPERO Y CON RENOMBRE

“El Cesar no está viviendo una gloria, pero si es próspero, tiene empuje y renombre. La población se ha mantenido apegado a la moral, y se ha convertido en el departamento piloto de la costa Atlántica. La mayor fortaleza que hoy tiene es su economía, basada en la agricultura y con avances en la pequeña industria; es hora de no pensar la salida de la minería para explotar las verdaderas riquezas naturales de este territorio”.

Murgas en su momento pidió a los gobernantes y a las nuevas generaciones mantener la rectitud, la moral y las ganas de seguir impulsando esta tierra rodeada de innumerables fortalezas, principalmente de su economía, que basada en la agricultura podrá superar todos los desafíos de esta difícil sociedad.

Hoy el Cesar lo despide con dolor, pero la satisfacción de haber contado con un hombre que tuvo el valor y el empuje para hacer de esta tierra un lugar pujante en el caribe colombiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *