miércoles, mayo 22, 2024
General

Con ofrenda floral recordaron al maestro Escalona en Valledupar

Debajo del palo e’ mango, en Jardines Ecce Homo en Valledupar, donde reposan los restos mortales del maestro Rafael Calixto Escalona, realizaron una ofrenda floral para recordarlo a 15 años de ausencia.

El homenaje inició con una serenata en la que interpretaron algunos éxitos del maestro como La Golondrina, pieza que fue cantada por Ivo Díaz, quien además interpretó Honda Herida, ante un nutrido grupo de asistentes que acudieron a la actividad.

La tumba del maestro se ubica bajo la sombra y la frescura de un palo de mango donde las aves revolotean y cantan engalanando el paisaje y arrullando con sus trinos a los visitantes.

“Rafael Escalona hace 15 años dejó un gran vacío para el folclor vallenato irreparable, su obra es un legado que inspira la eternidad de la música vallenata. Nos unimos a la ofrenda floral y actos conmemorativos en memoria de un juglar fuera de serie. Escalona seguirá viviendo en su casa en el aire”, fue el mensaje de la Secretaría de Cultura Departamental.

EL MEJOR CRONISTA DEL VALLENATO

Ivo Díaz, cantautor, al referirse a Escalona reiteró que el maestro vive en el alma del pueblo, en el sentimiento de la gente. “Fue el mejor cronista que tuvo el vallenato, su descriptiva y la forma como le cantaba a las vivencias, a todo lo que pasaba en el pueblo, el vivir del campesino, lo mantienen en la cima del folclor vallenato”.

Escalona se enraizó en los corazones de Colombia y el mundo, por ello hace que esta tradición permanezca viva, contribuyendo al engrandecimiento del vallenato.

“En su evolución el vallenato ha tenido épocas muy bonitas. Los juglares marcaron mi vida porque tuve la dicha de convivir con ellos, y allí estaba Escalona, a quien le aguanté los regaños, las sonrisas y consejos. Eso me marcó la existencia y no tuve para desviarme, me he mantenido en lo que aprendí desde niño por el contacto de grandes juglares”, aseguró el maestro.

“Rafael Escalona jamás muere y nunca morirá, cada año viene a recordarnos desde la eternidad, que este legado tiene que seguir vivo y que las nuevas generaciones no olviden quien fue Escalona”, manifestó Taryn Escalona, hija del maestro, quien lo recordó como un padre ejemplar y cariñoso.

Recordó que el maestro siempre le dijo que no crearía canciones para ella, solo “alas para que te eleves todo lo alto que te permitan tus ansias, tu eres mi colibrí y tu vas a defender este legado”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *