domingo, mayo 19, 2024
Salud

La prueba del talón pasará a predecir de siete a 11 enfermedades en los recién nacidos

El Ministerio de Sanidad ampliará en las próximas semanas de 7 a 11 las enfermedades congénitas detectables en los recién nacidos por medio de la prueba de talón, con el objetivo de incrementarlas a 22 en 2025, según ha anunciado este lunes en Oviedo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente ha detallado que próximamente se llevará a cabo la ampliación para detectar hasta 11 enfermedades y ha avanzado que el Consejo de Ministros de este martes analizará los pasos necesarios para duplicar ese número de aquí al primer trimestre de 2025.

La conocida como prueba del talón permite el diagnóstico de enfermedades metabólicas poco comunes y en su mayor parte de origen genético que, si se dejaran a su evolución natural, comprometerían la vida y el desarrollo intelectual de las personas al tratarse de dolencias que suponen una carga económica muy importante por la dependencia y el consumo de recursos sociales y sanitarios que conllevan.

Un bebé recién nacido
Un bebé recién nacido. EFE/EPA/Lukasz Gagulski

Más del 50 por ciento de las enfermedades neuromusculares (ENM) aparecen en la niñez, por lo que los expertos instan a aumentar los programas de cribados neonatales para poder realizar un abordaje precoz de la enfermedad que mejore su curso y la calidad de vida de pacientes y familiares.

El Ministerio de Sanidad y las comunidades ya acordaron el pasado enero incorporar dos nuevos cribados neonatales -para cardiopatías congénitas y tirosinemia-, que se añaden a los que ya se llevan a cabo para detectar hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, fibrosis quística, deficiencia de acil-coenzima A-deshidrogenasa de cadena media (MCADD), deficiencia de 3-hidroxi-acil-coenzima A-deshidrogenasa de cadena larga (LCHADD), acidemia glutárica tipo I (GA-I) y anemia falciforme.

Desigualdades entre comunidades

Según Sánchez, España se encuentra a la cola de Europa en este tipo de cribados y tampoco hay equidad a nivel nacional por las grandes diferencias entre comunidades, ya que hay algunas, como es el caso de Asturias, que llevan a cabo el cribado básico, mientras que en otras se predicen hasta 30 dolencias.

Por este motivo -ha incidido- su Gobierno ha decidido incrementar ya en cuatro las enfermedades a detectar y duplicar la cifra en los próximos meses.

Sánchez ha remarcado que su Ejecutivo está comprometido con la sanidad pública, a la que se ha referido como la “joya de la corona”, y por esto va a fortalecerla y ampliar servicios como el anunciado este martes, “que permiten ahorrar mucho sufrimiento y favorecer el ahorro económico de familias y administraciones”.

Defensa de lo público frente a “intenciones privatizadoras”

“Creemos en un sistema público de calidad y lo defenderemos de la mano de la población que quiere una sanidad gratuita, universal y de calidad”, ha añadido al referirse a la futura ley de gestión pública del Sistema Nacional de Salud con la que intentará “blindarlo frente a intenciones privatizadoras”.

Para el presidente, el Sistema Nacional de Salud es un “logro colectivo del que los ciudadanos se sienten más orgullosos” y ha asegurado que una muestra de ello es el complejo hospitalario de referencia de Asturias, “prueba de una apuesta colectiva y de un esfuerzo mantenido en el tiempo por la sanidad pública”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), acompañado por el jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón (c-i), visita el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), acompañado por el jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón (c-i), visita el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). EFE/ J.L.Cereijido

El incremento del presupuesto destinado a la sanidad ha sido otro ejemplo puesto por Sánchez como prueba de su compromiso, ya que la inversión en sanidad se ha multiplicado por ocho desde 2018, hasta superar los 2.700 millones.

“La salud es lo primero”, ha insistido Sánchez, para quien la pandemia demostró que no solo es importante sanar, sino también prevenir y eso es algo que se va a conseguir con el aumento del cribado neonatal, “una poderosa herramienta” para detectar enfermedades y paliar sus efectos.

Ante las expectativas que ha despertado la creación de la Agencia de Salud Pública, cuya sede aspira albergar Asturias, ha asegurado que en el ánimo de su Gobierno está descentralizar “y hacer patria acercando el Estado a cada uno de los territorios”.

Sánchez ha hecho estas declaraciones tras visitar el laboratorio de cribado neonatal del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, junto al presidente del Principado, Adrián Barbón, y la delegada del Gobierno en esta comunidad, Delia Losa.

Lo ha hecho en una declaración institucional sin preguntas que ha realizado en el atrio del HUCA y que ha sido seguida por decenas de trabajadores del complejo hospitalario de referencia de Asturias, intervención que se vio interrumpida al principio por un hombre que le increpó e insultó por sus pactos de gobierno al grito de “Por siete votos tienes el culo roto”.

García avanza que los cribados llegarán a 18 a finales de 2024

La ministra de Sanidad, Mónica García, ha avanzado este lunes que antes de que acabe el año la cartera común de servicios ampliará de 11 a 18 los cribados neonatales para detectar enfermedades congénitas en recién nacidos, conocidos como prueba de talón, que después se incrementarán a 25 en el primer trimestre de 2025.

Tras el anuncio realizado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de incrementar paulatinamente el abanico de estos análisis hasta principios del año que viene, García ha desgranado en declaraciones a los periodistas el calendario que baraja el Ministerio de Sanidad para “homogeneizar” en toda España su realización.

Actualmente, la cartera común de servicios cubre 7 cribados, aunque hay comunidades que contemplan hasta una cuarentena en sus propios programas; “en las próximas semanas”, la intención es llegar a 11 e ir ampliándolas a 18 antes de que acabe este 2024 y a 23 en el primer trimestre de 2025.

Los cuatro nuevos cribados serán déficit de biotinidasa, enfermedad de la orina con olor a jarabe de arce, homocistinuria e hiperplasia suprarrenal congénita, han explicado a EFE fuentes de este departamento. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *