miércoles, abril 17, 2024
Internacional

El jefe de la seguridad rusa acusa a Ucrania y a Occidente de estar implicados en el atentado de Moscú

El jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Alexandr Bórtnikov, acusó hoy a Ucrania de haber participado “directamente” y a Occidente de estar implicado en el atentado terrorista cometido el viernes contra una sala de conciertos a las afueras de Moscú, que fue reivindicado por el Estado Islámico.

“Consideramos que el acto lo prepararon los islamistas radicales y, naturalmente, contribuyeron a ello los servicios secretos occidentales”, dijo a las agencias locales Bórtnikov, quien agregó que los servicios de inteligencia de Ucrania tuvieron una “relación directa” con el ataque.

Si bien admitió que Moscú aún no ha podido establecer a ciencia cierta la identidad de los que encargaron el ataque, señaló que “a grandes rasgos consideramos que ellos están implicados en ello”, al responder a una pregunta sobre la responsabilidad de Kiev.

El jefe del FSB señaló también que “la parte ucraniana participaba en la instrucción y adiestramiento de combatientes en Oriente Medio”.

Captura de un vídeo proporcionado por el Ministerio de Emergencias de Rusia de rescatistas examinando los escombros en la sala de conciertos del Crocus City Hall, en las afueras de Moscú, tras el ataque del pasado viernes
Captura de un vídeo proporcionado por el Ministerio de Emergencias de Rusia de rescatistas examinando los escombros en la sala de conciertos del Crocus City Hall, en las afueras de Moscú, tras el ataque del pasado viernes. EFE/EPA/RUSSIAN EMERGENCIES MINISTRY

“Los bandidos tenían intención de fugarse por la frontera. Justo al territorio de Ucrania. Según nuestros datos operativos preliminares, allí les esperaban (…) Y les cuento un secreto: al otro lado les querían recibir como héroes”, señaló.

El aviso de EEUU

Bórtnikov abogó por declarar “organización terrorista” el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) y consideró “objetivo legítimo” el jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kirilo Budánov.

El responsable de la seguridad rusa admitió que Estados Unidos les avisó sobre un posible atentado terrorista en Moscú, pero añadió que le hubiera gustado que la información “fuera más concreta”.

Recordó que lo mismo pasó en 2017, cuando un atentado suicida mató a 16 personas en el metro de San Petersburgo.

Monumento improvisado frente a la Biblioteca Nacional Rusa en San Petersburgo, en memoria de las víctimas del ataque terrorista en la región de Moscú
Monumento improvisado frente a la Biblioteca Nacional Rusa en San Petersburgo, en memoria de las víctimas del ataque terrorista en la región de Moscú. EFE/EPA/Anatoly Matsev

El jefe del FSB hizo estas afirmaciones después de que Putin sugiriera el lunes la existencia de una mano negra ucraniana en el atentado, pese a que el ataque fue inmediatamente reivindicado por el Estado Islámico.

Tanto Estados Unidos como la Unión Europea han exhortado al Kremlin a descartar como hipótesis la participación de Ucrania en el ataque terrorista del viernes.

Mientras, el Tribunal Basmanni de Moscú decretó hoy prisión preventiva de dos meses para un octavo presunto implicado en el ataque terrorista.

Se trata de Alisher Kasímov, de 32 años, un ciudadano ruso de origen kirguís que, según la investigación, alquiló su apartamento a los presuntos autores de la matanza.

Rusia descarta la ayuda occidental para investigar el ataque

El ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov
El ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov. EFE/EPA/Olga Maltseva/ POOL

Por su parte, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó este martes que Rusia no necesita ayuda occidental para investigar el atentado, debido a sus “dobles estándares”

“Estoy seguro de que podemos encargarnos de esta investigación”, dijo Lavrov durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo de Namibia, Peya Mushelenga.

El jefe de la diplomacia rusa agregó que en caso de aceptar la ayuda occidental, ésta “claramente contendría dobles estándares” con el fin de “promover” una versión que conviene a Occidente.

Para Lavrov, esa versión consiste en que Ucrania “no tiene nada que ver” con el ataque terrorista, que dejó al menos 139 muertos y más de 180 heridos.

En total, las fuerzas de seguridad rusas han detenido a once personas vinculadas con el atentado, reivindicado por el Estado Islámico, cuatro de las cuales participaron personalmente en la matanza.

Este martes, otros altos cargos rusos también hablaron de la implicación de Kiev y países occidentales en la tragedia, aunque admitieron que los investigadores aún no han establecido todos los responsables en el crimen. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *