sábado, abril 13, 2024
Internacional

Una jueza se niega a desestimar 32 cargos contra Trump por documentos confidenciales

La jueza Aileen Cannon se negó este jueves a desestimar 32 cargos del caso penal en Florida por el mal manejo de documentos confidenciales contra el expresidente y precandidato republicano Donald Trump tras dejar la Casa Blanca en 2021, según los documentos de la corte.

“Tras una revisión cuidadosa de la moción, las presentaciones relacionadas y los argumentos planteados durante la audiencia, la moción del demandado (Trump) es denegada”, indicó en su fallo la jueza Cannon en una corte de Fort Pierce, en la costa este de Florida, donde se ventila el caso.

La jueza, nominada por Trump durante su mandato (2017-2021), explicó que, “a pesar de que la moción plantea varios argumentos que merecen una consideración seria, el tribunal finalmente determina, luego de un extensa argumentación oral”, dictar en contra de la moción del exmandatario por “prematura”, según el documento de dos páginas al que tuvo acceso EFE.
¿De qué se tratan los cargos?

Los cargos penales del 1 al 32 están relacionados con “la “rentención voluntaria de información de la defensa nacional” y “conspiración para obstruir a la justicia”.

Cannon señaló que la resolución de la cuestión general depende demasiado de “cuestiones de instrucción impugnadas sobre definiciones aún fluctuantes” y que, por esa razón, “en lugar de decidir ahora prematuramente (…), el tribunal opta por denegar la moción” basándose en la “vaguedad inconstitucional” y “deniega la desestimación de los cargos 1 al 32”.

Trump acudió este jueves a una audiencia en la citada corte en la que su defensa buscaba desestimar algunos o todos los cargos penales por el mal manejo de documentos confidenciales en dos mociones.

La disputa en Florida se centra en la interpretación que hizo la defensa de Trump de la llamada Ley de Registros Presidenciales, que, según su equipo legal, le da autoridad para considerar los documentos como personales y retenerlos tras su presidencia.

Pero el equipo del fiscal especial Jack Smith, por el contrario, sostiene que esos archivos que retuvo Trump son registros presidenciales, en ningún caso personales, y que ese estatuto no se aplica a documentos oficiales confidenciales y de alto secreto como los que guardó en Mar-a-Lago, su casa en Palm Beach (Florida).

Entre los más de 11.000 documentos oficiales encontrados en el registro de Mar-a-Lago por agentes del FBI, un centenar de ellos fueron catalogados como secretos o “ultrasecretos”.

El juicio de los documentos confidenciales

Trump, quien llegó esta mañana a la corte en Fort Pierce, unos 200 kilómetros al norte de Miami, también ha buscado retrasar el juicio.

Los abogados del expresidente habían pedido celebrarlo el 12 de agosto o de plano después de las elecciones de noviembre próximo, mientras que la Fiscalía solicitó que fuera el 8 de julio.

Trump es ya el presumible candidato del partido Republicano que enfrentará al presidente Joe Biden en las presidenciales de noviembre.

El republicano ha buscado retrasar este y los otros tres juicios penales que enfrenta, alegando motivaciones políticas.

Esta semana, Brian Butler, un trabajador de Mar-a-Lago identificado en la acusación como ’empleado 5 de Trump’, dijo a CNN que no cree que sea una cacería de brujas la acusación por el manejo de documentos confidenciales en el club del expresidente en Palm Beach.

Butler dijo así que estaba preparado para que la jueza Cannon revelara los nombres de los testigos del caso como lo es él, como lo ha pedido la defensa de Trump y a lo que se opone el fiscal Smith.

“Creo que es mejor al menos decir lo que pasó que salir en las noticias y que la gente me llame loco. Prefiero simplemente sacarlo a la luz”, dijo el testigo. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *