miércoles, abril 17, 2024
General

Comunidad de Los Venados cerró el puesto de salud por muerte de niño de 2 años

La muerte de un bebé de 2 años, la tarde del pasado lunes, ha causado indignación entre los habitantes del corregimiento de Los Venados, quienes consideran que la falta de un médico en urgencias del puesto de salud, fue uno de los detonantes para que el menor falleciera al no poder recibir la atención requerida.

Por ello, desde el lunes los moradores cerraron el puesto de salud del Hospital Eduardo Arredondo Daza, para exigir insumos y personal médico en casos de emergencia. Ha sido un problema que se había advertido en varias oportunidades y lamentablemente la víctima fue un inocente.

Como se recordará, el niño había caído en un estaque piscícola en el patio de su casa y aunque fue auxiliado y llevado al puesto de salud, la falta de médico impidió atenderlo a tiempo y fue remitido a Bosconia, a donde llegó sin signos vitales.

Solo se cuenta con un médico que atiende consulta externa y no hay insumos. A pesar de tener unas amplias instalaciones, en donde hay suficiente espacio y condiciones dignas, “da tristeza que el servicio sea tan paupérrimo. Aquí se muere cualquiera, no hay una pastilla, no hay una ampolla, y si es del régimen contributivo más rápido, porque no tienen derecho a nada. Aquí no hay servicio de urgencia porque hasta una cortada tienen que mandarla para afuera”, afirmó un habitante del corregimiento.

María Inés Suárez, habitante del corregimiento de Los Venados, reiteró que el niño fue recibido en el puesto de salud, pero no se contó una bala de oxígeno para transportarlo hacia Bosconia, por lo que fue remitido sin las debidas condiciones y falleció en el trayecto.

“En el corregimiento la situación es grave. Desde los viernes por la tarde quedamos sin servicio médico durante el fin de semana, y de paso el lunes a veces no vienen; se nos han muerto personas en el puesto de salud por falta de atención”, dijo.

La comunidad está exigiendo a la administración municipal que implemente el servicio de un médico para atender las urgencias; se sienten desamparados ante los eventos de salud que puedan presentarse. “En el caso del niño, es mentira que ingresó sin vida al centro de salud, y eso se demuestra cuando ordenaron el traslado a Bosconia, lamentablemente no hubo oxígeno para salvarle la vida”, aseguró.

Por su parte, Miguel Soto, gerente del Hospital Eduardo Arredondo Daza, aseguró que han hecho el acompañamiento a los familiares y comunidad desde el momento en que se registró la trágica noticia.

“Según la historia clínica, el menor fue atendido por el galeno quien trata de reanimarlo, pero lastimosamente llega sin signos vitales al puesto de salud. En medio de la angustia de los familiares, se traslada a Bosconia donde los médicos también declaran el fallecimiento”.

La comunidad, hasta la tarde de ayer, seguía con el bloqueo en el centro de salud el cual no cederán hasta tanto se presente el Alcalde de Valledupar y la Secretaria de Salud, quienes tienen en sus manos la solución a esta deficiencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *