12 de julio , 2024
Nacional

La familia de Daniel Sancho acusa a la Policía tailandesa de engañarle hasta lograr su confesión

La familia de Daniel Sancho ha afirmado este viernes que nunca confesó haber matado de forma intencionada a Edwin Arrieta y ha denunciado que “la actuación de la Policía tailandesa ha estado llena de irregularidades” y “le engañaron hasta que confesó”, prometiéndole una deportación en dos días y traduciendo mal su declaración.

Daniel Sancho, hijo del actor Rodolfo Sancho, sigue en prisión provisional por la muerte del cirujano colombiano el 2 de agosto de 2023 en la turística isla de Phangan (sur de Tailandia), y se enfrenta a una posible pena de muerte de cara al juicio que se celebrará a partir del 9 de abril.

La Fiscalía le acusa de tres delitos, asesinato premeditado, ocultación del cuerpo y destrucción de documentación ajena -en referencia al pasaporte de Arrieta-, de los que solo se ha declarado ante el juez culpable del segundo. Previamente reconoció ante la Policía que mató a Arrieta y colaboró en la reconstrucción de los hechos.

Los letrados en España de Daniel Sancho y de su padre han asegurado, en una rueda de prensa que ha congregado a decenas de periodistas, que la actuación de la Policía de aquel país ha estado “llena de irregularidades”, pero confían en la Justicia tailandesa, que es “garantista con los derechos humanos”, y en un juicio “con todas las garantías”, en palabras del letrado Marcos García Montes.

Marcos García Montes, uno de los abogados de Daniel Sancho, el español encarcelado en Tailandia, hoy en rueda de prensa.
Marcos García Montes, uno de los abogados de Daniel Sancho, el español encarcelado en Tailandia, hoy en rueda de prensa. EFE/Javier Lizón

García Montes ha dicho que la máxima condena de cárcel por los hechos investigados sería de entre 8 y 10 años y Daniel Sancho podría ser trasladado a España en tres o cuatro años, ya que golpeó a Arrieta en una pelea, para defenderse de una agresión sexual, y no confesó nunca un crimen intencionado, aunque sí se deshizo del cuerpo.

Ha apuntado que en España esos hechos podrían considerarse algo “accidental” y tener una escasa pena.

“La Policía engañó a Daniel Sancho hasta que confesó”, ha sostenido la letrada Carmen Balfagón, que ha incidido en que los agentes “engañaron a Daniel con una orden de deportación que no existía”, prometiéndole que estaría en España en dos días, y tradujeron mal su declaración.

“Daniel declara que hay una pelea y un intento de agresión sexual, él se defendió resultó fallecida la victima”, ha explicado esta letrada, que ha asegurado que eso “no es lo que transcribe la Policía”, sino que traducen que lo hizo intencionadamente y que de hecho compró herramientas para perpetrar el crimen, lo que ha negado tajantemente.

“Documentos falsos”

Ha añadido que la Policía “hizo documentos falsos” mientras se ganó la confianza del detenido para lograr que confesase un crimen pasional, y para demostrarlo ha mostrando varias fotos, algunas inéditas, en las que se ve que los policías mantenían al joven español en un ambiente relajado y distendido, llevándole hamburguesas y dejándole estar fuera de la Comisaria sin esposas, e incluso a llevándole a uno de los mejores restaurantes de Tailandia.

Balfagón ha incidido en que en cambio en que los abogados de Daniel y de su padre están “muy satisfechos con la actuacion de la Justicia en Tailandia”, y confían en un juicio justo.

Marcos García Montes, uno de los abogados de Daniel Sancho, el español encarcelado en Tailandia, durante la rueda de prensa de hoy.
Marcos García Montes, uno de los abogados de Daniel Sancho, el español encarcelado en Tailandia, durante la rueda de prensa de hoy. EFE/Javier Lizón

En la misma línea el abogado Marcos García Montes ha afirmado que “ha habido actuaciones policiales al margen del juez y del fiscal”, y que no fue hasta pasadas varias semanas tras el crimen cuando la audiencia provincial a la que compete el caso les permitió estar en una primera comparecencia en la que conocieron la petición fiscal.

“Si se le engaña desde el inicio, lo de después no tiene ningún valor”, ha sostenido el abogado, asegurando que Daniel firmó documentos en tailandés.

Sobe la famosa reconstrucción de los hechos, cuyas imágenes se difundieron y en la que se ve al acusado detallar cómo ocurrió todo, el letrado ha dicho que fue “cavernícola y esperpéntica” y que “ni los hermanos Marx lo habrían hecho tan mal”.

Ha afirmado que están muy contentos con el abogado tailandés que defiende ahora a Daniel y ha evitado entrar en polémicas sobre los abogados anteriores, confiando en poder asistir al juicio acompañando a los profesionales de allí. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *