martes, febrero 27, 2024
Economía

Forex a corto plazo: claves del mercado más líquido del mundo

El mercado de divisas, conocido como Forex (acrónimo de Foreign Exchange), ha ganado bastante popularidad en los últimos años como una opción atractiva para los traders interesados en realizar operaciones a corto plazo.

Si quieres saber más sobre qué es y cómo funciona el Forex, estás en el lugar indicado. Vamos a profundizar en su concepto, destacar sus puntos fuertes y débiles y, por supuesto, darte algunas claves que te servirán para empezar a familiarizarte con él.

¿Qué es el Forex?

El Forex es un mercado descentralizado donde se negocian divisas de todo el mundo. A diferencia de otros mercados financieros, en este se opera las 24 horas del día, cinco días a la semana, gracias a la variada distribución geográfica de los principales centros financieros, como Londres, Nueva York y Tokio. Esta constante actividad proporciona a los inversores una serie de oportunidades constantes para participar en operaciones a corto plazo.

¿Y cuáles son los principales instrumentos con los que se opera en este ámbito? La mayoría de los operadores actuales utilizan para operar en este ámbito los Contratos por Diferencia (CFD). Estos instrumentos permiten a los traders especular con los posibles movimientos de precios de las divisas sin la necesidad de poseer el activo subyacente. Utilizar este tipo de instrumento puede ser interesante, ya que proporciona flexibilidad para operar tanto con movimientos alcistas como bajistas, lo que hace que sea una opción para las estrategias a corto plazo, pero también cuenta con ciertos elementos muy característicos y que elevan el riesgo al invertir. Como apunte extra, conviene señalar que apostar por la caída de precios tiene riesgos específicos que es necesario que el trader se ocupe en comprender de antemano.

Sigamos.

Apalancamiento: una moneda con dos caras opuestas

El apalancamiento es uno de los conceptos clave que suele ser bastante conocido en el trading online de CFDs, y que permite a los inversores controlar posiciones significativamente mayores de lo que su capital permitiría. Si bien el apalancamiento puede aumentar las ganancias potenciales, también aumenta los riesgos. Es crucial entender que el apalancamiento aumenta tanto las ganancias como las pérdidas, lo que hace que la gestión del riesgo sea esencial para quiénes operan.

Invertir mediante el uso de apalancamiento exige tener claros los riesgos y estudiar mucho mejor las estrategias a aplicar. Las fluctuaciones del mercado pueden ser rápidas e impredecibles, lo que hace necesario establecer límites claros y utilizar herramientas como las órdenes de stop-loss para controlar mejor el riesgo. Esto solo sirve para recordar que la formación y la disciplina son dos elementos fundamentales con los que debe cumplir cualquier inversor.

Liquidez del mercado Forex

Es importante señalar que el mercado Forex es conocido por tener una liquidez bastante alta, lo que significa poder comprar y vender divisas con facilidad y rapidez. Esta liquidez permite a los inversores a corto plazo entrar y salir de posiciones con más eficiencia que en otros mercados.

Estrategias para operar a corto plazo en Forex

De todas las estrategias que existen para hacer operaciones cortoplacistas en Forex, hemos seleccionado dos:

Scalping

El scalping es una estrategia en la que el inversor utiliza movimientos a corto plazo para tratar de maximizar ganancias. Es una variante del day-trading, del que hablaremos más adelante, con la que se abren y cierran varias operaciones en plazos de tiempo breves, pudiendo llegar a ser lapsos de tan solo unos minutos o incluso segundos.

Operaciones intradía

Otra estrategia bastante común en el Forex a corto plazo es el day-trading, las operaciones intradía que mencionamos antes. Esta técnica implica operar comprando y vendiendo un valor en la misma sesión bursátil para evitar el mantenimiento de operaciones abiertas, tarifas nocturnas o incluso la refinanciación.

Como se puede ver, el Forex ofrece oportunidades para aquellos que busquen centrar sus operaciones en la inversión a corto plazo. Sin embargo, es esencial comprender los riesgos asociados, especialmente con el uso del apalancamiento. La educación, la gestión del riesgo y la disciplina son elementos clave para aprovechar al máximo este mercado tan dinámico y cambiante. Si uno se decide a dar el paso y adentrarse en él, es bueno procurarse asesoramiento financiero de expertos y formarse largo y tendido para conocer todas sus características. Lo que ofrecido aquí es una base que sirve como punto de partida. El resto queda en el trader.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *