martes, febrero 27, 2024
Variedades

Resuelven el misterio de un tomate desaparecido en la Estación Espacial Internacional

El curioso caso de un pequeño tomate perdido en la Estación Espacial Internacional (EEI) fue resuelto después de más de ocho meses, por lo que el principal sospechoso de haberlo robado quedó exonerado, informó el portal Space.com.

El astronauta de la NASA Frank Rubio fue durante todo este tiempo objeto de las bromas de sus compañeros de tripulación, que estaban convencidos de que se había comido el tomate, de 2,5 centímetros de diámetro y cultivado en el laboratorio espacial como parte del experimento científico Veg-05. Rubio se había convertido el pasado septiembre en el estadounidense que más tiempo permaneció en el espacio, tras pasar 371 días a bordo de la EEI.

¿Cómo desapareció el tomate?

De acuerdo con Space.com, a cada miembro de la tripulación de la EEI se le entregó el pasado marzo una muestra de los tomates cosechados. No obstante, el que le correspondía a Rubio, que se le dio en una bolsa de plástico, desapareció antes de que pudiera comerlo.

«Pasé muchas horas buscándolo», dijo Rubio en una transmisión desde la EEI en septiembre, en la que añadió: «Estoy seguro de que el tomate aparecerá desecado tarde o temprano en los años futuros, demostrando mi inocencia».

En una entrevista realizada en octubre, el astronauta de origen salvadoreño explicó que debido al bajo nivel de humedad en la estación (del 17%) era posible que el tomate «se haya desecado hasta el punto de que no se pueda reconocer qué es y alguien tire la bolsa» en la que estaba guardado. «Ojalá alguien lo encuentre algún día: una cosa pequeña y arrugada», agregó.

No fue hasta el pasado miércoles, durante una transmisión con motivo del 25.º aniversario de la EEI, que la astronauta Jasmin Moghbeli anunció que habían encontrado el tomate. «Nuestro buen amigo Frank Rubio, que [ya] regresó a casa, ha sido culpado durante bastante tiempo de haberse comido el tomate», señaló Moghbeli, quien bromeó diciendo que la tripulación de la estación había «exonerado» a su compañero.

Frank Rubio se vio obligado a quedarse en la EEI más de lo programado a causa de una falla en la nave Soyuz que debía devolverlo a nuestro planeta junto con los cosmonautas rusos Serguéi Prokópiev y Dmitri Petelin. Finalmente, la tripulación regresó el pasado 27 de septiembre. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *