18 de julio , 2024
General

Liberado padre de Luis Diaz, ya está con su familia en Barrancas

“Gracias al pueblo de Barrancas por el apoyo brindado a mi familia. Gracias a todos, los quiero mucho…”, fueron las primeras palabras de Luis Manuel Díaz, padre del futbolista del club inglés Liverpool y de la selección colombiana, Luis Díaz, luego de haber recobrado la libertad tras ser secuestrado por el Ejército de Liberación Nacional, el pasado 28 de octubre en el municipio de Barrancas, La Guajira.

Las labores de rescate iniciaron a las 9:35 de la mañana, desde el municipio de Valledupar. El helicóptero HK-4160 despegó desde el aeropuerto Alfonso López Pumarejo con la Misión Humanitaria conformada por la ONU, Cruz Roja y la Iglesia Católica, rumbo a las estribaciones de la Serranía del Perijá, donde sería liberado el ‘Profe Mane’, como cariñosamente le dicen en su tierra natal.

La expectativa fue grande, una gran movilización de seguridad se desplegó en el terminal aéreo y sus alrededores. Uniformados de la Policía Nacional y el Ejército se tomaron los accesos para garantizar la seguridad del liberado y de quienes lo acompañaban.

A las 10:45 de la mañana, a través de miembros de la Iglesia Católica se conoció que ya Luis Manuel Diaz se encontraba en poder de la misión humanitaria, lo que generó momentos de alegría en el lugar hasta donde llegaron varias personas a presenciar la libertad del padre del grande Lucho Diaz.

Desde ese momento, tres camionetas de la ONU se dispusieron en la entrada a la pista de aterrizaje, y a las 11:05 de la mañana el HK-4160 aterrizó trayendo consigo la libertad de Luis Manuel Díaz, quien bajó de la aeronave fuertemente custodiado.

A pasos lentos, con cierta dificultad para caminar por presentar una lesión en una de sus rodillas, el ‘Profe Mane’, pisó tierra vallenata. Vestía una chaqueta de color marrón, una sudadera y encima una bermuda, además de una gorra negra del equipo de baloncesto Chicago Bulls y tenis de color blanco visiblemente maltratados por la tierra, quizás por los kilómetros que debió caminar para llegar hasta la zona donde sería rescatado.

Levantó su brazo derecho para saludar a todos los que lo esperaban, pero a la vez como una señal de triunfo al lograr la libertad, luego de doces días en cautiverio en manos de la guerrilla del ELN.

Luis Manuel Diaz en inmediaciones de la Serranía del Perijá, un complejo montañoso de difícil acceso limítrofe con Venezuela, recibió atención médica primaria y luego por parte de especialistas una vez llegó a la capital del Cesar.

“Viva la libertad y la paz”, celebró el presidente Gustavo Petro desde su cuenta de X, minutos después de lograrse el rescate.

A LA SEDE DE LA ONU

De inmediato fue conducido a una camioneta de las Naciones Unidas y luego en una caravana fuertemente custodiada salió del aeropuerto hasta la sede de la ONU en Valledupar, donde se reunió con su esposa y otras autoridades.

De allí fue trasladado hasta su tierra natal, Barrancas, La Guajira, a donde llegó a las 2:00 de la tarde aproximadamente, siendo recibido por una multitud de personas y entre abrazos y lágrimas, dio gracias a Dios por la libertad.

Inicialmente fue recibido por su padres y hermanos, además de otros familiares, amigos, alumnos y habitantes del municipio, quienes entre lágrimas y banderas blancas agradecían a Dios por devolver sano y salvo a un hombre querido por el pueblo.

Es importante recordar, que su esposa, Cilenis Marulanda, también fue raptada ese mismo día en una gasolinera de Barrancas por hombres s que se movilizaban en motocicletas. Horas después fue rescatada luego de que las autoridades bloquearan las vías de acceso a la zona.

RECIBIMIENTO CON LÁGRIMAS DE ALEGRÍA

Alfonso Díaz, primo de Luis Manuel Diaz, entre lágrimas por la emisión de ver de vuelta a su familiar, dijo que vivieron días “bastante angustiosos, con una incertidumbre grande” que afrontaron con la “fe puesta en Dios”.

La liberación de Díaz se produjo días después de que su hijo mostrara una camiseta con la frase “Libertad para papá” luego de anotar un gol para el Liverpool en un partido contra el Luton en la Liga Premier.

“Mane es un hombre de corazón muy humilde, un hombre que ha luchado para sacar a sus hijos adelante”, afirmó Mayulis Lindo Redondo, habitante de Barrancas, quien celebró que estuviera a “salvo y nos lo trajeran con vida”.

Díaz Jiménez es reconocido en Barrancas no sólo por ser el padre de Luis Díaz, también por fundar la escuela de fútbol Bayer, ubicada en el centro del pueblo y frente a la casa familiar de los Díaz, en la que forman 200 niños y jóvenes que sueñan con seguir los pasos de su hijo Luis Díaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *