12 de julio , 2024
Variedades

El James Webb provee una nueva e increíble imagen del nacimiento de 50 estrellas similares al Sol

La NASA publicó este miércoles una sorprendente imagen de la región de formación de estrellas más cercana a nuestro planeta. Con ello se propuso conmemorar el primer aniversario del funcionamiento del telescopio espacial James Webb, considerado como el más potente que se haya construido hasta hoy.

En la fotografía se puede ver un grupo de 50 estrellas jóvenes con masas similares o inferiores al Sol que forman parte del llamado complejo nebular Rho Ophiuchi, ubicado a 390 años luz de la Tierra, en la constelación de Ofiuco.

Es la primera vez que se puede apreciar este ‘vivero estelar’ de manera detallada, sin la presencia de otras estrellas en primer plano o espacio intermedio. De acuerdo con la agencia espacial estadounidense, en las áreas más oscuras de la foto hay una mayor densidad, debido al espeso polvo que envuelve a las protoestrellas en proceso de formación.

De otra parte, la imagen está dominada por unos enormes chorros bipolares de hidrogeno molecular, representados en color rojo. Tales chorros son emitidos cuando una estrella abandona su envoltura de polvo cósmico, después de haber estallado por primera vez.

De tal manera, la estrella S1, que es mostrada como una nube de polvo en la mitad inferior de la fotografía, es el único cuerpo celeste que tiene una masa considerablemente mayor que el Sol. A su vez, algunas otras de las estrellas mostradas revelan sombras de discos protoplanetarios, lo que significaría que se están originando futuros sistemas planetarios.

«La imagen de Rho Ophiuchi provista por el Webb nos permite presenciar con nueva claridad un período muy breve en su ciclo de vida estelar», explicó Klaus Pontoppidan, del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial en Baltimore (EE.UU.), quien aseguró que hace mucho tiempo experimentó el Sol una fase similar, solo que ahora existe la tecnología adecuada «para ver el comienzo de la historia de otra estrella».

Por su parte, el administrador de la NASA, Bill Nelson, subrayó que tras un año de funcionamiento, «el telescopio espacial James Webb ha transformado la visión de la humanidad acerca del cosmos, al permitirle observar por primera vez las nubes de polvo y la luz desde rincones lejanos del universo». Además, reiteró que cada imagen obtenida a partir del dispositivo de observación espacial «es un nuevo descubrimiento, que permite a los científicos de todo el mundo formular y responder preguntas que antes nunca podrían soñar».

Durante un evento celebrado hace un año en la Casa Blanca, el presidente de EE.UU., Joe Biden, dio a conocer una de las primeras imágenes captadas por el James Webb, en la que se observan galaxias extremadamente distantes, ofreciendo la vista más detallada hasta la fecha del universo primitivo. En aquella ocasión, el mandatario mostró cómo lucía el cúmulo de galaxias SMACS 0723 hace unos 4.600 millones de años. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *