viernes, junio 14, 2024
Variedades

Firman el acuerdo que llevará hidrógeno verde desde España hasta el norte de Europa

Este miércoles se ha firmado un acuerdo comercial que sienta las bases para llevar hidrógeno verde desde Algeciras, al sur de España, hasta el corazón de Europa.

La colaboración entre la multinacional española Cepsa y la noruega Yara Clean Ammonia sella el disparo de salida para el primer corredor marítimo de este combustible limpio que recorrerá el viejo continente.

Cepsa tiene previsto construir una planta de amoníaco verde en San Roque, en Cádiz, que comenzará a funcionar a partir de 2027 y que contará con una inversión inicial de 1.000 millones de euros, con miras a convertirse en la mayor instalación de su tipo de Europa.

La planta proporcionará más de 3.000 puestos de trabajo directos e indirectos, según ha explicado la compañía energética española en un comunicado.

El proyecto abrirá un nuevo mercado para la producción del amoníaco verde en Algeciras, en la provincia del sur de España de Cádiz. De acuerdo a las primeras estimaciones, la planta se alimentará del Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, otra iniciativa presentada por Cepsa en diciembre –en conjunto con EDP–, que se desarrollará en el Campo de Gibraltar.

El proyecto Valle Andaluz, también ubicado en Cádiz, tendrá una capacidad de producción de 300.000 toneladas de hidrógeno verde, convirtiéndose en el mayor proyecto de estas características en Europa.

En Algeciras se podrán producir hasta 750.000 toneladas de amoníaco verde, un derivado utilizado principalmente como combustible marino y como portador de hidrógeno verde.

Según explicaron las autoridades, el amoníaco se volverá a convertir en hidrógeno en el Puerto de Róterdam, en Países Bajos, donde ya está en construcción la terminal para realizar la conversión y la posterior canalización por tuberías hasta Alemania, Bélgica o Dinamarca.

En el otro extremo de la cadena entrará en juego Yara Clean Ammonia, ya que parte de la mayor multinacional europea de fabricación de fertilizantes, con sede en los Países Bajos, cuenta con infraestructuras en una de las más importantes vías navegables que conectan los ríos interiores europeos y el ferrocarril con toda Europa.

Además, también en el marco de las jornadas de trabajo ‘Acelerando la transición energética de Europa. Corredor marítimo de hidrógeno verde entre el sur y el norte de Europa (Algeciras–Rotterdam)’, que se celebró este miércoles, Cepsa firmó otro acuerdo con Hynetwork Services, propietaria de la red de transporte de hidrógeno verde en los Países Bajos.

La multinacional española aumenta así su capacidad de distribuir amoníaco e hidrógeno verde al norte de Europa, que se suma a los otros acuerdos firmados con ACE Terminal y con GETEC para repartir el combustible ecológico a sus clientes en esa misma latitud.
Cero emisiones

Tanto el hidrógeno verde como el amoníaco verde son indispensables para la transición ecológica que aborda Europa. Se calcula que, en 2050, el primero representará una tercera parte del combustible terrestre a nivel mundial y 60 % del utilizado en el transporte marítimo. En total, supondrá alrededor del 15-20 % del mix energético global.

El amoníaco verde, por su parte, es contemplado como la mejor alternativa para acabar con las emisiones de dióxido de carbono del transporte marítimo. Adicionalmente, ese compuesto tiene una ventaja sobre el hidrógeno, ya que mientras el segundo debe transportarse a -253 ºC, el primero solo necesita ser enfriado a -33 ºC.

Además del impulso a las energías renovables y de emisión cero, entre los objetivos también se encuentra el de reforzar la colaboración entre los países europeos para aumentar la independencia del suministro energético, y reducir la dependencia de potencias como la rusa, en el marco del conflicto en Ucrania.

La firma de la nueva alianza contó con la presencia de numerosas autoridades como el rey de España, Felipe VI; el monarca de Holanda, Guillermo Alejandro; y ministros claves, como la titular para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico española, Teresa Ribera, y el ministro de Política Climática y Energética de los Países Bajos, Rob Jetten, además de otras autoridades locales, como el presidente del Puerto de Algeciras, Gerardo Landaluce, y el director del Puerto de Róterdam Internacional, René van der Plas. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *