viernes, junio 14, 2024
General

$50 millones por información sobre secuestro de ganadero

En Consejo de Seguridad Extraordinario, las autoridades acordaron la implementación de nuevas estrategias de seguridad que permitan el rescate del ganadero y abogado Sanín Mena, de 87 años, secuestrado en cercanías a su finca, en el corregimiento de Montecitos, municipio de Río de Oro, Cesar.

El plan de búsqueda se extiende en el Catatumbo, hacia donde presuntamente se lo llevaron los captores. Por ello, las autoridades del Cesar trabajan en conjunto con la fuerza pública del Norte de Santander, para ubicar sano y salvo al ganadero.

De igual manera, la Gobernación del Cesar ofrece una recompensa de hasta 50 millones de pesos por información que permita la captura de los secuestradores y ubicar a Sanín Mena, informó Eduardo Esquivel, secretario de Gobierno Departamental.

Como se recordará, Mena fue abordado por hombres armados cuando llegaba a la finca de su propiedad, a bordo de una camioneta y se lo llevan con rumbo desconocido. El vehículo fue ubicado por las autoridades abandonado en la zona rural.

Con este caso, en el departamento del Cesar están en cautiverio tres personas: Amalia Arroyo Arrieta, secuestrada en zona rural de Tamalameque en el mes de marzo, por cuyo caso ofrecen una recompensa de hasta 40 millones de pesos; y Heriberto Urbina, de 76 años, quien fue plagiado el 22 de abril en el municipio de Curumaní. Por este hecho se ofrecen 50 millones de pesos por información sobre los captores.

“El llamado es al Gobierno Nacional, al ministro de Defensa, para que ponga la mirada en el Cesar, territorio nada ajeno a lo que está sucediendo en material de orden público en zonas como Cauca, Santander, Caquetá, entre otras. En reiteradas ocasiones hemos solicitado aumento del pie de fuerza, pero no hemos sido escuchados”, reiteró Esquivel.

Ganaderos del sur del departamento del Cesar, han expresado su preocupación por la ola de secuestros y extorsión en el territorio, siendo afectados muchos ganaderos de Ocaña.

“Ya no se pueden visitar las tierras, porque somos presa fácil de los secuestradores que abundaban, por lo que tenemos que permanecer en las casas o viajar camuflados en otros vehículos para no ser reconocidos”, dijo un ganadero de la localidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *