18 de julio , 2024
TecnologíaVariedades

Festival de luces ilumina edificios icónicos de Sidney en homenaje a la naturaleza

La décimo tercera edición del Festival de luces, música y comida Vivid arrancó este viernes en Sídney y, este año, rendirá tributo a la naturaleza y al fallecido artista australiano John Olsen al iluminar medio centenar de sus icónicas instalaciones.

La Casa de la Ópera de Sídney, el edificio más emblemático de la ciudad, se convirtió en el lienzo que dio vida a varias proyecciones luminosas tridimensionales de muchas de las obras de Olsen, fallecido en abril pasado a los 95 años y autor del celebrado tríptico «Encuentro Español».

«La vida vivificada», el homenaje que le hace Vivid a John Olsen, incluirá proyecciones de fragmentos del mural «Saludo a las cinco campanas», que le encargó al artista la Casa de la Ópera en la década de los setenta para decorar su interior.

La iluminación de los edificios y otros espacios emblemáticos de Sídney también busca hacer un reconocimiento a los aborígenes e isleños del Estrecho de Torres, en un año en que los australianos deberán decidir en un referendo si reconocen en su Constitución a los pueblos originarios.

En su faceta más internacional, el Vivid incluirá los trabajos de 26 artistas de 13 países, entre ellos la estadounidense Jen Lewis, quien presenta su instalación «Último océano», la más grande del festival y en la que emula una inmensa capa de hielo que cambia de forma con las pisadas.

«Capturando la sublime belleza de la Antártida, incluso cuando se derrite y cambia debido al calentamiento de las aguas, el Último océano es una oda a lo que corremos el riesgo de perder si no limitamos nuestro impacto en la Tierra» reza el portal de Vivid, que se celebrará hasta el 17 de junio.

Destacan además los trabajos de Hotaru Visual Guerrilla, un estudio español conformado por Ander Ugartemendía y Jone Vizcaíno y que presenta la iluminación «Biotectura», una obra que juega con las formas al ofrecer una visión de partes del cuerpo humano, como las arterias y huesos, y alabar la belleza arquitectónica de la ciudad.

Asimismo, los españoles Carlos Torrijos y Juan Fuentes llegan al Vivid con «Dunas», demostrando a través de las luces como la fuerza de los vientos cambian completamente sus formas.

Fuentes también presenta «Perspectivas kinéticas», una ilusión óptica de círculos que cambian de formas y provocan una reflexión en torno a que la percepción de la realidad tiene que ver con la perspectiva.

Ya el estudio colombiano Colorleds, fundado por Claudio Porras y Carolina Cruz, se impone con una cascada luminosa de 20 metros de altura, que en la superficie salpica de rocío, como parte de las grandes atracciones de esta edición de Vivid.

El festival, que incluye una serie de actividades culturales, musicales y gastronómicas a lo largo de toda la bahía de Sídney, tuvo unos 2,58 millones de asistentes en 2022, cuando le inyectó a la economía local unos 119 millones de dólares australianos (77,5 millones de dólares estadounidenses o 72,2 millones de euros).

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *