miércoles, abril 24, 2024
General

Con firmas piden destitución de docente que roció con veneno a 15 estudiantes

La situación de emergencia registrada la tarde del pasado jueves en la Institución Educativa Gustavo Rojas de Aguachica, Cesar, sigue causando indignación entre la comunidad y padres de familia, ya que 15 niños fueron puestos en peligro luego que la docente presuntamente les rociara insecticida en el cuerpo, causando una intoxicación colectiva que ameritó el traslado de los niños a distintos centros asistenciales.

Por ello, padres de familia y acudientes de los alumnos del grado 5to de la institución educativa Rojas Pinilla, recolectaron firmas para exigir el cambio de la profesora que sin saber las razones, roció el veneno a los 15 estudiantes entre 8 y 10 años.

“No podemos permitir que en nuestra institución existan este tipo de casos y menos de personas que llamamos docentes a los cuales los padres ponemos plena confianza dejando en sus manos la enseñanza educativa de nuestros estudiantes”, dijo Saina Ballesteros, madre de uno de los estudiantes afectados.

Asegura que de acuerdo al testimonio de los alumnos de quinto grado, no es la primera vez que la docente los agrede, incluso discute con los menores como si se trata de personas adultas, por motivos que se desconocen.

Elsa Mery Carrascal, secretaria de Educación de Aguachica, manifestó que la docente fue separada del cargo y se abrió un expediente administrativo para investigar lo sucedido.

A la directiva de la institución educativa se le solicitó un informe detallado de lo sucedido, para analizar las medidas que se tomarán al respecto. “La Secretaría de Educación Municipal está dispuesta a llevar hasta las últimas consecuencias este caso, por lo que se le pide a los padres de familia la mayor colaboración, así como a la directiva del colegio”, afirmó.

ASÍ FUERON LOS HECHOS

Los estudiantes afectados fueron atendidos en el hospital regional José David Padilla Villafañe, y en la Clínica Alta Complejidad de Aguachica.

Según el reporte de la Policía Nacional, «la docente echó por equivocación el insecticida líquido pensando que era alcohol, toda vez que uno de los niños fue al baño, no se limpió y olía a materia fecal».

Esta situación generó en los menores, síntomas como tos, picazón en el cuerpo, dolores abdominales y náuseas, siendo llevados de inmediato al centro médico para ser atendidos. Entre tanto, los padres de familia intentaron agredir físicamente a la docente, por lo cual fue sacada del colegio protegida y trasladada a las instalaciones policiales para salvaguardar su integridad.

Hassan Quiñones, coordinador de urgencias del hospital, dijo por su parte que diez niños fueron remitidos a la Clínica Alta Complejidad, y los otros cinco quedaron bajo observación y tratamiento en el hospital. Seis permanecían hasta el fin de semana hospitalizados y el resto fue dado de alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *