viernes, junio 14, 2024
Judicial

“Mi padre lo planeó todo, llegó a atacar a mi mamá”

Consternación ha causado en Valledupar, el caso de violencia intrafamiliar registrado la tarde del sábado en el conjunto residencial Altos de La Popa, en el que un albañil hirió a puñal a su exmujer y a su hija, y luego intentó suicidarse.

A la unidad residencial, donde tenía restricciones de ingreso, llegó Edwin Martínez Pérez, de 41 años, albañil, y en un descuido del personal de vigilancia, alcanzó entrar a la Torre 4, apartamento 203, donde protagonizó una discusión con su expareja sentimental Edith Johana Palomino Acevedo, de 41 años, llegando al extremo de sacar un arma corto punzante logrando herirla en el cuello. Su estado de salud es estable y permanece en la Clínica Laura Daniela de esta capital.

En el forcejeo intervino la hija de ambos, de nombre Stefania Martínez Palomino, de 21 años, quien en su intento de evitar la lesión a su madre, también fue acuchillada por el hombre en el dedo índice de la mano izquierda.

El albañil, al ver a sus dos familiares ensangrentadas, optó por autoagredirse en el pecho, por lo que fue recluido en una clínica, donde es custodiado por las autoridades en calidad de capturado, y en las próximas horas será judicializado.

Es importante resaltar, que cuando los vecinos del sector se percataron de los sucedido, algunos procedieron a golpearlo brutalmente. Lo bajaron a la fuerza por las escaleras y en la vía pública lo golpearon y patearon hasta que llegó la Policía Nacional a rescatarlo y controlar la situación.

‘LO PLANEÓ TODO’

Stefania Martínez Palomino, hija de la pareja, manifestó que su padre venía acosando a su mamá al no aceptar la separación y que ella tiene una nueva pareja, incluso ellas habían ordenado a la vigilancia del conjunto residencial, no permitirle el ingreso.

“Él llegó directamente a reclamarle a mi mamá, a agredirla, por eso me metí a defenderla. El ataque fue premeditado, lo planeó todo, por ello espero que pague por lo que hizo, ya que la tragedia pudo haber sido mayor. Ellos tienen un año y cinco meses separados y él nunca lo ha aceptado”, afirmó la joven.

Agregó que el acoso era constante, sin embargo, nunca pusieron la denuncia ante las autoridades, ellas mismas buscaban protegerse. Dijo desconocer el estado de salud de su padre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *