Sputnik V ofrece un mecanismo adicional contra el covid-19

La vacuna rusa Sputnik V genera una protección adicional contra el covid-19, según un estudio de un equipo internacional de científicos publicado este 7 marzo por la revista International Journal of Molecular Sciences.

Expertos de Austria, Suecia y Rusia analizaron el plasma sanguíneo de 12 personas con coronavirus y otras diez sanas antes y después de la vacunación doble con Sputnik V. La finalidad era indagar en la respuesta inmune del cuerpo humano al fármaco y su capacidad neutralizante.

Como resultado, los expertos determinaron que la vacuna induce a «aumentos significativos» de inmunoglobulinas G (IgG) específicas para el dominio de unión al receptor (RBD), un péptido señal de la membrana celular del virus SARS-CoV-2 que permite la unión con el receptor del huésped. Los anticuerpos atacan el RBD, lo que significa que bloquean el sitio de unión del coronavirus a los receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), impidiendo su entrada a las células que infecta y el comienzo de la infección viral.

Durante su investigación, los autores también analizaron la capacidad de los anticuerpos para unirse a diferentes elementos estructurales de la proteína S del virus que compone su membrana celular. Como resultado, encontraron que, además de atacar el fragmento RBD —principal blanco para la neutralización del virus—, la Sputnik V trae consigo un aumento en los niveles de anticuerpos contra otro fragmento de la proteína S recién descubierto, denominado «péptido 12», ubicado cerca del RBD, y que participa en la penetración del covid-19 en las células.

De este modo, se comprobó que la respuesta inmune adaptativa antiviral que provoca la vacunación con Sputnik V no solo está sujeta al importante segmento RBD, sino que participa en la neutralización del virus fuera de él. Es decir, ofrece un mecanismo adicional de defensa para la acción de los anticuerpos, específicamente actuando sobre el péptido 12.

El péptido descubierto también ha llevado a los científicos a pensar que podría ser más adelante el objetivo principal para crear anticuerpos neutralizantes universales contra diferentes variantes del SARS-CoV-2, ya que su estructura molecular parece no variar entre las cepas de la enfermedad, incluso en la variante ómicron. El nivel de anticuerpos contra este péptido se correlacionó significativamente con la neutralización de la variante ómicron, resalta el estudio.

La alta seguridad y eficacia de Sputnik V ha sido confirmada por los resultados de más de 50 estudios clínicos y los datos de aplicación de Sputnik V en los marcos de los programas nacionales de vacunación en diversas regiones del mundo. Ha sido aprobada en 71 países, con una población total de más de 4.000 millones de personas, y se ha desarrollado sobre la base de una tecnología de vectores de adenovirus humanos segura y probada durante más de 30 años, subraya el Fondo Ruso de Inversión Directa (RFPI, por sus siglas en ruso). Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *