viernes, febrero 23, 2024
Internacional

La inflación no cede en Europa: Francia y España impulsan acuerdos de precios

En Europa la inflación no está siendo dominada y los efectos de la segunda vuelta son evidentes. La cesta de alimentos no detiene su aumento y la preocupación se extiende a todos los gobiernos, aunque principalmente a los consumidores.

Es una crisis de precios lo que está mortificando a la zona euro. La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ya adelantó que el organismo volverá a reaccionar ante el encarecimiento del costo de vida que persiste en los países de la zona euro y que la entidad que preside tiene la obligación de combatir en sus estatutos.

Es cierto que la tasa de inflación en la zona euro disminuyó en febrero (8,5%), pero lo hizo levemente. Lo que es más preocupante, la inflación subyacente, excluyendo elementos volátiles como energía y alimentos, sigue aumentando y alcanza el 5,6 por ciento. Y a pesar de fuertes caídas en noviembre, diciembre y enero, gracias a una pausa en los precios de la energía (electricidad, gas, petróleo), la desaceleración de la inflación se detuvo el mes pasado.

Con este panorama, la presión social se incrementa. Por eso, el gobierno francés picó en punta para presentar una nueva respuesta al “choque inflacionario más fuerte desde la década de 1970″ .

Ante la inflación alimentaria en Francia, que alcanzó el 14,5% anual en febrero según el Instituto Nacional de Estadísticas (INSEE), el ministerio de Finanzas anunció el establecimiento de una “cesta antiinflacionaria” en los supermercados con “el nivel de precios más bajo posible” en una selección de productos.

El jefe de la cartera de Economía, Bruno Le Maire, fue el encargado de anunciar el lanzamiento de un “trimestre antiinflacionario”, resultado de un acuerdo con los distribuidores que se comprometieron a ofrecer una selección de productos a menor costo.

El mecanismo, financiado gracias a los márgenes de las distribuidoras, supondrá reducir ganancias en “varios cientos de millones de euros”. Para ofrecer un completo paquete de ayuda, “Bercy”, como se conoce al palacio de hacienda, también desplegará en los próximos meses un “bono comida” para los hogares más modestos.

Para preservar la politica de no intervención del gobierno en la fijación de precios, y no producir distorsiones en el mercado a futuro, esta operación se aplicará a los productos cuya selección quedará en manos de los distribuidores y productores de alimentos.

Para que el consumidor tenga una acceso fácil y claro a esta canasta, los productos incluidos serán rotulados por un logo tricolor que significa “trimestre anti inflación”. La mayor parte de las operaciones comerciales se relacionarán con productos de marca propia, en los que se tiene más capacidad para fijar precios, dijo el presidente ejecutivo de Carrefour, Alexandre Bompard.

Los productos serán elegidos por cada uno de los distribuidores, pudiendo ser diferentes de una región a otra. Dominique Schelcher, CEO de la cadena “U”, incluso publicó la identidad visual de los productos en su cuenta de Twitter.

Otro pais que ha hecho pública la idea de copiar el “modelo” francés es España. Nadia Calviño, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos cree que los supermercados galos con presencia en el pais podrían aplicar el mismo sistema de descuentos.

“Con respecto a los anuncios que estamos conociendo en otros países, y que se refieren a medidas voluntarias de los grupos multinacionales, damos por supuesto que aquellos grupos multinacionales que tienen presencia en España extenderán cualquier política comercial que pueda beneficiar a los ciudadanos franceses a los ciudadanos españoles”, ha dicho la funcionaria en rueda de prensa luego del Consejo de Ministros.

Sin embargo, y al igual que desde el Ejecutivo que maneja Emmanuel Macron, el gobierno del socialista Pedro Sánchez no quiere intervención directa del Estado en las empresas. Una diferencia con los socios del Presidente de Gobierno con sus socios de Unidas Podemos.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ya había responsabilizado a los supermercados por las subidas de precios. Para la socia y representante de los “podemistas”, los incrementos responden a la lógica del mercado. Díaz también cargó contra los márgenes de las compañías.

A pesar de las diferencias ya hay cadenas que se hacen eco del pedido de Calviño. La distribuidora “Eroski” ha sido el primer supermercado en anunciar una campaña comercial “cesta que enamora”, que se enmarca en su compromiso por “facilitar el ahorro a las personas consumidoras”.

Mientras, el gigante de la distribución francés ya presentó su “carrito” con 200 productos básicos a precios pisados para los clientes de sus 5.945 tiendas en Francia, desde el otro lado del Rhin se analizan propuestas similares. En Alemania, la suba de alimentos interanual llegó al 22%, según los datos de sus oficinas estadísticas.

En Italia, por el momento, la medida estrella es el bono de ayuda a las familias con bajos recursos. La Presidenta del Consejo de Ministros, Giorgia Meloni, cuenta con un fondo de 500 millones de euros para familias con ingresos anuales inferiores a los 15.000 euros. Otra de las medidas estrella, como lo hizo España, es la eliminación del IVA para el pan y la leche, así como la reducción del 10% al 5% del IVA a productos de higiene femenina, pañales y productos para bebés.

Las medidas se irán replicando. Hasta nuevo aviso, el horizonte europeo es con remarcación de precios. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *