domingo, mayo 26, 2024
Actualidad

Oficiales en retiro indignados por retención de policías en el Caguán

La situación en San Vicente del Caguán, Caquetá, por los enfrentamientos entre la Policía y la comunidad de la zona rural Los Pozos, por la operación de una perforadora de la compañía petrolera Emerald Energy, ha causado indignación en distintos sectores de la sociedad.

Los hechos violentos que se han presentado desde la madrugada del jueves dejaron como resultado dos muertos, un campesino identificado como Reynel Arévalo y el subintendente Ricardo Arley Monroy, además de 79 uniformados y seis civiles retenidos por los manifestantes.

Debido a esta situación, el gremio de oficiales en retiro y pensionados de la Fuerza Pública se pronunció y mostró su rechazo a los actos vandálicos y choques con la Policía en el Caguán.

“Es una barbarie”

Las sesenta y dos federaciones, asociaciones y fundaciones de la reserva, veteranos y pensionados de la Fuerza Pública, alzaron su voz de protesta por los hechos violentos por las autoridades, citados por la emisora RCN Radio.

Según el grupo de organizaciones, esta clase de actos no permiten que se llegue a un diálogo entre las partes involucradas, además de no permitirle a la población avanzar hacia un acuerdo y buen trato.

“El más inaceptable desconocimiento de la autoridad legítima del Estado que ellos representan y que generan la razonable sensación de que vamos hacia una sociedad de barbarie que haría imposible la reconciliación y el entendimiento que le puede asistir a gran parte de nuestra comunidad”, afirmaron.

Piden que se evite un “escenario de anarquía”

Las asociaciones de oficiales en retiro también señalaron al Gobierno por permitir que esta clase de actos violentos contra la Fuerza Pública sigan ocurriendo.

Según las organizaciones, se estaría acabando la institucionalidad del país y la estabilidad del territorio nacional.

“Aceptar estos lamentables hechos significaría la renuncia a nuestro Estado de Derecho y facilitar que el caos que genera el desconocimiento de la autoridad nos lleve a un escenario de anarquía, debilitando el orden jurídico como elemento esencial del Estado”, señaló el grupo de asociaciones.

Agregaron que “es preciso que el Gobierno adelante acciones claras y firmes para restablecer el orden público alterado, proteger la vida de nuestros policías, mantener la institucionalidad y el respeto por la propiedad privada”.

Mensaje a los uniformados retenidos

Los oficiales en retiro aprovecharon para enviar un mensaje a los uniformados que se vieron afectados por los choques contra la comunidad de Los Pozos, por la operación petrolera en la zona.

Entre ellos se refirieron al subintendente Ricardo Arley Monroy, asesinado durante los enfrentamientos del jueves 2 de marzo junto con el campesino Reynel Arévalo.

“A los familiares de nuestro compañero policía asesinado, de los heridos y a la institución en general, nuestra sentida manifestación de condolencia y nuestra solidaridad en estos momentos difíciles que vive nuestra patria”, escribieron.

“Todos se encuentran en buenas condiciones”

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, dio a conocer algunos detalles sobre el estado de los 79 oficiales retenidos por la comunidad en San Vicente del Caguán, asegurando que se encuentran bien.

“Han estado recibiendo alimentación, agua, están en condiciones pues, en estas circunstancias, que podríamos decir aceptables”, dijo el jefe de la cartera a la emisora del Ejército.

También aseguró Velásquez que la situación en Los Pozos es de completa calma, para la llegada de otros miembros del gabinete ministerial y atender los requerimientos de la comunidad.

Defensoría se ofrece en mediación

A través de un comunicado, la Defensoría del Pueblo aseguró que está dispuesta en mediar para la liberación de los 79 uniformados y seis civiles que se encuentran retenidos en Los Pozos, San Vicente del Caguán.

El director de la entidad, Carlos Camargo, dijo que “resulta lamentable que, en el marco de las protestas sociales, hayan dejado un policía y un campesino muertos, varios policías con restricción de la movilidad y varios heridos. Las acciones violentas y las vías de hecho solo generan más violencia y no facilitan los espacios de diálogo entre las partes para encontrar acuerdos”.

Agregó que “podemos aplicar instrumentos y protocolos que orienten las etapas de prevención y transformación de la conflictividad, la convivencia, la reconciliación y el seguimiento de los posibles acuerdos, todo con un enfoque de derechos humanos, diferencial y territorial según las características de la población como, en este caso, de los campesinos en Los Pozos”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *