viernes, junio 14, 2024
Nacional

Jóvenes beneficiarios del Icetex aseguran que se sienten engañados

Icetex se ha convertido en una de las principales alternativas para los jóvenes que quieren continuar sus estudios de educación superior en una de las instituciones privadas que se encuentran en el territorio nacional. Sin embargo, luego de que se dieran a conocer los beneficios en la reducción de las tasas de interés, usuarios dicen que esto no sucedió, pues de hecho sus cuotas crecieron de manera considerable en las últimas facturas.

El caso lo dio a conocer Semana, varios jóvenes le expresaron la preocupación por el incremento que registraron sus cuotas. Uno de ellos es el caso de un joven que si bien venía pagando una cuota de $1.052.000 pesos en 2022 y que en 2023 subió a $1.472.117 pesos.

Luego de revisar el documento se detectó que solo $269.000 van dirigidos al capital, pero más de un millón de pesos se enfoca en el cubrimiento de los intereses, por lo que el tiempo de pago se va a extender. En definitiva, un hecho que no beneficia a los deudores.

La situación extraña a los deudores luego de que a inicios de 2023 la entidad hablara de la reducción de intereses a distintas categorías de usuarios, pero esto no lo han visto quienes mes a mes deben realizar su respectivo pago. Además, indican que temen por el valor que terminarían pagando a la entidad.

El anunció que generó la gran expectativa entre los deudores

El anuncio lo dio a conocer Mauricio Toro, presidente de Icetex, y Alejandro Gaviria, ministro de Educación, a través de un comunicado en el que aseguraron que esto habría sido posible luego de que fueran aprobados más de $350.000 millones de pesos por parte del Ministerio de Hacienda, los cuales estarían destinados por el concepto de cuentas inactivas al Icetex.

Las dinámicas económicas que está atravesando el país son una de las claves principales por las que se pondría en marcha el plan de apoyo. Es así que aseguraron que:

“Nos hemos anticipado a la situación que se podría generar en los créditos actuales de los estudiantes, por eso se tomó esta medida desde la aprobación del Presupuesto General de la Nación, para que las cuentas inactivas con saldos pasen al ICETEX y permitan un cambio de concepción y lograr la disminución más grande en la historia de las tasas de interés”.

En este sentido, las tasas que se encontrarían entre el IPC +7 puntos y el IPC +12 puntos, desde enero de 2023 y durante todo el año tendrían una reducción de IPC +2 puntos, en particular para quienes hasta el 31 de diciembre de 2022 estaban al día con respecto al pago del crédito. Sin embargo, se reducirán al IPC +3 puntos para quienes registren estado en mora.

De acuerdo con la información, serían cerca de 130.115 personas que podrían acceder al beneficio y que se encuentran en período de amortización durante este año. Incluso aseguraron que, si la medida no se hubiera puesto en marcha, el crédito educativo tendría la misma tendencia del crédito de consumo, donde las tasas de interés podrían llegar hasta el 28.84%.
Colombianos podrían estudiar sin tasa de interés y con apoyo de sostenimiento

Un alivio económico fue anunciado por Icetex a finales del año 2022 y que empezó a funcionar en 2023. Se trata de un alivio económico que está dirigido a estudiantes que acceden a programas de educación superior por primera vez y quienes podrán contar con una tasa de interés subsidiada, además de un apoyo de sostenimiento.

Además de esto, el presidente de la entidad mencionó que:

“… serán en total 11.000 beneficiarios que, además de estos subsidios, tendrán la oportunidad de condonación del 25% de su crédito si se gradúan de sus programas académicos, tal como establecen las líneas de financiación a las que aplicaron”.

La convocatoria, que irá hasta el 31 de marzo de 2023, les permitirá a los jóvenes acceder a la educación universitaria a través de sectores de priorización. Es así que la entidad organizará la disposición de los subsidios en función del nivel de vulnerabilidad y el puntaje del Sisbén, el cual no debe superar el nivel C7.

También se van a considerar si son jóvenes que pertenecen a una población protegida por la constitución, entre ellas: grupos indígenas, personas con discapacidad, reintegrados o víctimas del conflicto.

El plan, que ya se puso en marcha, ha registrado que de los beneficiarios con subsidios el 59% de ellos pertenece a población con Sisbén, el 26% son víctimas, el 14% pertenecen a grupos indígenas y finalmente, el 1% corresponde a población con discapacidad. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *