Kevin McCarthy fue elegido presidente de la Cámara de EE.UU

El republicano Kevin McCarthy fue elegido finalmente este sábado presidente de la Cámara Baja de Estados Unidos tras 15 votaciones, después de convencer a un número suficiente de congresistas ultras de su propio partido que se negaban a apoyarlo.

La abstención de cinco republicanos rebeldes abrió el camino poco después de la medianoche a la elección de McCarthy como presidente de la cámara con 216 votos, tras cuatro extenuantes jornadas que llegan hoy a su punto final con esta victoria que pone fin al caos vivido en el Congreso estadounidense.

En la 15ª ronda de votación, el grupo rebelde republicano cedió y permitió la designación por mayoría simple de este californiano de 57 años, acabando con una situación de bloqueo inédita en más de 160 años.

Pese a que no convencía a todos en su propio partido, Kevin McCarthy era el candidato más predecible entre los republicanos para convertirse en el presidente del Congreso de EE.UU. tras años liderando el partido en esta cámara, pero nada salió a la primera como esperaba, y ha acabado haciendo historia.

Ha necesitado quince votaciones para resultar elegido después de que una veintena de republicanos ultras se negaran a apoyarlo. Hacía exactamente un siglo que un «speaker», como se conoce en inglés al presidente de la Cámara Baja, no era elegido en la primera votación.

McCarthy llega a la presidencia de la Cámara de Representantes con un liderazgo cuestionado, pero con la firme intención de convertirse en el azote del demócrata Joe Biden en sus dos últimos años de mandato en la Casa Blanca.

Rencillas internas
Las diferencias entre sus partidarios -agrupados bajo la etiqueta «Only Kevin» (Solo Kevin)- y sus detractores -«Never Kevin» (Kevin jamás)» – refleja las rencillas internas que ha tenido que superar y que deberá encargarse de conciliar a partir de ahora.

Miembros del Freedom Caucus, que forman parte del ala más derechista del Partido Republicano, habían criticado a McCarthy que no hubiera negociado con ellos una reforma del reglamento de los debates ni los nombres para liderar los comités del Congreso en la nueva legislatura.

McCarthy nunca ha sido una figura de pleno consenso: en 2015, con los republicanos liderando la Cámara, renunció por sorpresa a posicionarse en la cima de su partido en el Congreso por falta de apoyos internos suficientes.

En esta ocasión, decidió lanzarse a la piscina tras las elecciones de noviembre y no se ha echado atrás, pese a que las cuentas no han estado a su favor hasta el último momento para recibir los votos necesarios para ser ratificado.

Nacido en California hace 57 años, McCarthy tendrá el reto de suceder a un icono de la política estadounidense, la demócrata Nancy Pelosi.

Todo ello tras haber ejercido como líder de la minoría republicana en la Cámara Baja desde 2019. Desde 2014 y hasta entonces, con los republicanos dirigiendo la cámara y John Boehner y Paul Ryan como «speakers», ocupó el cargo de «número dos de esta cámara.

En agosto de 2014 cuando ocupó ese puesto hizo historia al alzarse con el mismo con apenas poco más de siete años y medio en activo dentro de los pasillos del Capitolio. (Información DW).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *