Festival de Cartagena sube el telón con el pianista ruso Dimitry Shishkin


La Orquesta de Praga se presentó esta noche en el Teatro Adolfo Mejía.

La Orquesta de Cámara de Praga conducida por el director checo Zbynêk Müller y con el acompañamiento del pianista ruso Dimitry Shishkin, subió este jueves el telón del teatro Adolfo Mejía, durante el concierto inaugural del Festival Internacional de Música de Cartagena.

En el primer concierto se presentaron piezas de Mijail Glinka, considerado el padre del nacionalismo musical ruso; de Béla Bartok, insigne compositor húngaro; de Antonín Dvorak, de Tchaikovsky y de Chopin.

El director del festival, Antonio Miscená dijo este jueves a EFE que este primer concierto presentó una síntesis de las diferentes tendencias que se afirmaron en el este de Europa durante el siglo XIX, lo cual «es un manifiesto de todo lo que será esta edición XVII del Festival».

«Todos estos son compositores que de manera diferente hicieron una contribución a la música nacional de sus países y tienen un papel protagónico en la historia de la música del siglo XIX en Europa», agregó.

El canto a la tierra

Miscená explicó que en este 2023 el Festival denominó su temática como «El canto de la tierra: Música entre nacionalismo y cosmopolitismo en el siglo XIX» porque en este periodo cada compositor de “música culta busca ir al origen de su tradición».

«Por ejemplo la mazurka en Polonia, la polka en República Checa, la rapsodia en Hungría, todos estos son elementos populares que son retomados y expresados en forma culta para contribuir a la conformación de la identidad de las naciones», puntualizó.

El nacionalismo musical, añadió Miscená, fue más que una evocación de leyendas e historias de cada pueblo porque «los compositores introdujeron canciones y bailes tradicionales en sus obras”.

Orquesta de Cámara de Praga

La orquesta residente del Festival es la Orquesta de Cámara de Praga que además de ser una de las cuatro más antiguas de Europa, se fundó en 1951 y tiene más de 70 años de trayectoria y se ha especializado en áreas del este de Europa.

«Al principio de su existencia se centró principalmente en las interpretaciones de la música checa temprana, es decir la música del clasicismo y el primer romanticismo, luego incluyó en su repertorio composiciones del siglo XX», explicó.

El director destacó la participación del joven pianista ruso Dimitry Shishkin de quien dijo «es un virtuoso porque es uno de los pocos que interpreta y uno de los mejores que hace el repertorio del compositor ruso Nikolái Médtner».

Al de Shishkin también se destaca la pianista albanesa Marie-Ange Nguci porque «tiene una manera de interpretar realmente innovadora».

Música colombiana

El Festival dedicará un segmento especial a la música colombiana en la que se presentarán «clásicos del bambuco, de la cumbia que luego autores como Adolfo Mejía, Antonio María Valencia y Pedro Morales Pino presentaron en «versiones más cultas».

Algunas de estas pieza serán interpretadas por la Orquesta Filarmónica de Mujeres de la Orquesta Filarmónica de Bogotá dirigida por Paola Ávila, el Bogotá Piano Trío, el Cuarteto Q-Arte, la pianista Ana María Orduz, el clarinetista José García y la pianista Teresita Gómez.

El Festival se extenderá hasta el próximo 13 de enero y tendrá 26 conciertos, nueve conciertos conversatorios en los que el músico italiano Giovanni Bietti toma un autor lo analiza e interpreta fragmentos de su obra.

Igualmente, habrá un diplomado en interpretación de música de cámara para ensambles tanto de cuerdas como de vientos en alianza con el Conservatorio Giovan Battista Martini de Bolonia (Italia).

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *