Suecia exigirá un test negativo de coronavirus a los viajeros procedentes de China

Las autoridades suecas exigirán presentar un test de coronavirus negativo a los viajeros procedentes de China, anunció este jueves el Gobierno, que sigue así la recomendación de la Unión Europea (UE) a los Estados miembros.

La medida, que estará en vigor desde el día 7 y durante tres semanas, afecta a los mayores de 12 años, independientemente de si están o no vacunados, pero no a ciudadanos suecos ni a personas con permiso de residencia en este país o en otro de la UE.

“El propósito es retrasar la introducción eventual de nuevas variantes del virus y aumentar así las posibilidades de adoptar medidas y reducir la carga en el sector sanitario”, dijo en rueda de prensa el ministro de Asuntos Sociales sueco, Jakob Forssmed.

El Gobierno sueco sigue así la recomendación de la Agencia de Salud Pública, que hace dos días ya se mostró favorable a introducir una medida de ese tipo, algo que ya han hecho países como Italia, España o Bélgica, pero ningún nórdico hasta ahora.
Pasajeros esperan en una cola, después de que Italia haya ordenado hisopos con antígeno de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) y secuenciación del virus para todos los viajeros procedentes de China, donde están aumentando los casos, en el aeropuerto de Malpensa en Milán, Italia, 29 de diciembre de 2022.

El grupo de Respuesta Política Integrada a las Crisis (IPCR) acordó ayer en una reunión, en la que participaron además de los Estados miembros las instituciones comunitarias y otros expertos, recomendar una prueba de COVID-19 negativa a los viajeros procedentes de China.

“Se recomienda encarecidamente a los Estados miembros que introduzcan, para todos los pasajeros procedentes de China (…) el requisito de una prueba de COVID-19 negativa realizada no más de 48 horas antes de la salida del país asiático”, así lo señala la declaración institucional de la presidencia sueca del Consejo tras la reunión de este miércoles de los Estados miembros, en presencia de los países asociados a Schengen.

El bloque europeo también acordó “un enfoque de precaución coordinado” sobre las medidas a imponer a los viajeros procedentes de China, teniendo en cuenta “la necesidad de datos suficientes y fiables y la relajación de las restricciones de viaje” por parte de Beijing a partir del próximo 8 de enero.

Las autoridades comunitarias aconsejan asimismo a todos los pasajeros de los vuelos hacia y desde China el uso de mascarillas, además de realizar pruebas aleatorias de los pasajeros al llegar a los Estados miembros y secuenciar todos los resultados positivos.

China, donde hay un aumento de los contagios de COVID, anunció a finales de diciembre que reabrirá sus fronteras el próximo 8 de enero, por primera vez desde marzo de 2020.

(Con información de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *