Ucrania derribó una nueva oleada rusa de drones contra Kiev

Ucrania afirmó este miércoles que derribó toda una salva de drones lanzados de madrugada por Rusia contra Kiev, en un nuevo ataque de Moscú que busca destruir sus infraestructuras energéticas.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, se congratuló por la eficacia de sus fuerzas antiaéreas y precisó que los 13 drones Shahed, de fabricación iraní, que lanzaron las fuerzas rusas fueron abatidos.

“Los terroristas comenzaron esta mañana con 13 (drones) Shahed (…) Según las primeras informaciones, la totalidad de los 13 fueron derribados por nuestro sistema de defensa aérea”, dijo en alusión a los drones explosivos iraníes utilizados por Moscú contra blancos ucranianos.

“Estoy orgulloso”, agregó el mandatario en un video difundido en redes sociales.

Sin embargo, Zelensky advirtió a la población de la capital ucraniana, que lleva casi 10 meses viviendo bajo el sonido de estas alarmas y frecuentes bombardeos desde el inicio de la invasión en febrero, que se mantuviera vigilante mientras suenan las sirenas.

Los avisos antiaéreos retumbaron en la ciudad entre las 5.55 (3.55 GMT) y poco después de las 9 (7 GMT).

Restos de los aparatos derribados cayeron sobre edificios administrativos y de viviendas en el oeste de la ciudad, según la administración militar de Kiev.
Sin víctimas

“La metralla de los drones derribados alcanzó un edificio administrativo y cuatro edificios residenciales” en el distrito de Shevchenkivsky, precisó el jefe de la administración militar, Serguéi Popko, en un comunicado divulgado por Telegram.

“No hubo heridos”, dijo.

En el lugar de los hechos, periodistas de la AFP observaron el edificio con el tejado parcialmente arrancado.

La policía y los equipos de emergencia estaban trabajando en el área.

Desde octubre, tras una serie de fracasos militares en el terreno, las fuerzas rusas lanzan ataques masivos con drones explosivos y misiles.

El objetivo es destruir las infraestructuras energéticas de Ucrania y dejar a millones de personas a oscuras y en el frío en pleno invierno.

El anterior ataque masivo de Moscú contra blancos energéticos ucranianos fue el 5 de diciembre.

Pese a la indignación internacional que han suscitado estos ataques, el presidente ruso, Vladimir Putin, prometió que estos bombardeos seguirían.

La oleada de drones del miércoles tiene lugar un día después de una conferencia internacional en París para organizar el apoyo a Ucrania.

Las autoridades de Kiev consiguieron más de 1.000 millones de euros (unos 1.055 millones de dólares) en promesas de donaciones para ayudar a la población a pasar el invierno.

Zelensky agradeció esta “poderosa señal” de apoyo a Ucrania del “mundo civilizado”.

De los 1.000 millones, 415 millones de euros se destinarán a energía, 25 millones al sector del agua, 38 millones a alimentación, 17 millones a salud, 22 millones a transportes y el resto está por determinar, precisó la canciller francesa, Catherine Colonna.

El primer ministro ucraniano indicó que los bombardeos rusos destruyeron entre el 40% y 50% de la red ucraniana de energía, pero que, con esta ayuda, su país “no se sumirá en la oscuridad”.
Más armas

Pero Ucrania reclama también a sus aliados occidentales incrementar su ayuda militar, hasta ahora crucial para enfrentarse al ejército ruso.

El jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kuleba, reclamó el martes “más sistemas de defensa antiaérea y antimisiles, y municiones y vehículos blindados”.

En el terreno, en el frente este, en la región de Donetsk, los combates de artillería seguían haciendo estragos, sobre todo cerca de la ciudad de Bajmut, prácticamente destruida, y Avdiivka, indicó la presidencia ucraniana.

Las autoridades de Kiev también afirmaron que las fuerzas rusas fueron repelidas en la región de Járkov, que el ejército ucraniano casi recuperó totalmente en septiembre. Este fue uno de los peores reveses militares que tuvo que encajar Rusia.

Según la presidencia ucraniana, en la zona de la región de Kherson (sur) reconquistada en noviembre por Kiev –otro duro golpe para Moscú–, la artillería rusa siguió atacando las posiciones ucranianas y localidades pobladas.

(Con información de AFP/por Sergei Supinsky)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *