Salario mínimo para 2023 debería aumentar un 13,5 %, propone Fedesarrollo

En el contexto de la discusión sobre el aumento del salario mínimo, que iniciará en las próximas horas, pues la fecha destinada para tal fin, propuesta por el Ministerio de Trabajo, es el miércoles 30 de noviembre. “La mesa de negociación y concertación será el 30 de noviembre, último día que mandata la ley para poder construir las medidas de productividad que harán parte de está mesa y el 5 y 6 de Diciembre estaremos entregándole al país las cifras y el debate que tendremos en la mesa, que es una mesa tripartita con empresarios, trabajadores y gobierno, de tal suerte que vamos a buscar que le favorezca a las mayorías colombianas”, dijo hace unos días la jefa de la cartera laboral.

En este contexto, Fedesarrollo ha puesto sobre la mesa su propuesta de aumento con base en la inflación estimada al cierre de 2022 y el crecimiento estimado de la productividad. De acuerdo con el director ejecutivo de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, “la suma de una inflación esperada para 2022 de 12,3 % y un estimativo de crecimiento de la productividad total de los factores de 1,2 % indican que técnicamente el salario mínimo debería aumentar un 13,5 % en 2023″.

Entre otros elementos, la discusión del aumento del salario mínimo en el contexto de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales debe tener en cuenta, de acuerdo con Fedesarrollo cuatro puntos cruciales:

1) La importante desaceleración del crecimiento económico para el próximo año, que pasará de crecer 7,7 % en 2022 a 1,5 % en 2023.

2) La alta incidencia de la informalidad laboral en el total nacional, que continúa cerca del 60 % de la población ocupada.

3) La alta tasa de desempleo que, a pesar de un crecimiento de la actividad económica cercano al 9 % en 2021 y 2022, continúa en promedio por encima del 11 %.

4) Que cerca de la mitad de los ocupados en Colombia tienen ingresos inferiores a un salario mínimo.

Conforme con la agremiación, a los anteriores elementos hay que añadir las presiones inflacionarias que continúan afectando a la economía colombiana:

“Si bien el aumento de la tasa de referencia del Banco de la República, junto con una reducción en el déficit del Gobierno Nacional en 2023 deberían mitigar las presiones al alza en los precios por el lado de la demanda, aumentos del salario mínimo superiores al sugerido por la regla de inflación causada y productividad pueden generar presiones adicionales al alza en la inflación del próximo año, puesto que una buena parte de esos aumentos en exceso podrían ser trasladados a los consumidores vía mayores precios de los bienes finales”, sostuvo Luis Fernando Mejía.

En este sentido, desde Fedesarrollo sostuvieron que teniendo en cuenta la débil recuperación del mercado laboral, un entorno de crecimiento económico menos favorable en 2023, así como el mantenimiento de las presiones inflacionarias, la Comisión debe propender por alcanzar un acuerdo de un aumento del salario mínimo cercano al 13,5 %.

Explicaron que de tal forma se puede retribuir el esfuerzo de los trabajadores en el crecimiento de la producción, sin empeorar aún más las limitadas oportunidades de empleo formal para millones de ocupados informales que aún se encuentran excluidos del mercado laboral formal, dijo la entidad.

Finalmente, de acuerdo con el director ejecutivo de Fedesarrollo, “es importante insistir en la necesidad de discutir ampliamente una reforma laboral que, en vez de aumentar los costos de contratación, pueda adoptar medidas que permitan aumentar la productividad laboral, con elementos como la estructura de cotizaciones a la seguridad social en salud, la calidad y pertinencia de la educación y la formación para el trabajo. Solo avanzando en estas dimensiones será posible asegurar aumentos sostenibles en los ingresos de los trabajadores en nuestro país”, enfatizo. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *