EE.UU. teme que el apoyo militar a Ucrania perjudique el suministro de armas a Taiwán

Las autoridades estadounidenses están preocupadas por la posibilidad de que el apoyo militar a Ucrania perjudique el suministro de armas a Taiwán, reportó el pasado domingo The Wall Street Journal citando a fuentes que conocen de primera mano el asunto.

De acuerdo con sus datos, el suministro de armas a Kiev se lleva a cabo en perjuicio a la estrategia a largo plazo de Washington para prestar a Taipéi armamento con el que defenderse en caso de una supuesta «invasión» de las tropas de Pekín.

De esta manera Washington retrasó el suministro de armas a la isla. El material militar que todavía no había llegado a Taiwán estaba valorado en más de 14.000 millones de dólares en diciembre del año pasado, pero ahora esta cifra ha crecido hasta los 18.700 millones de dólares, indicaron las fuentes. Concretamente, se ha retrasado el suministro de 208 misiles antitanque Javelin y 215 misiles Stinger, que deben ser entregados en el marco de un encargo registrado en diciembre de 2015.

Además, la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad entre EE.UU. y China advirtió del retraso de suministro de obuses autopropulsados Paladin. «La desviación de reservas existentes de armas y municiones a Ucrania y los problemas en la cadena de suministro relacionados con la pandemia han agravado considerablemente el retraso del suministro de armas ya aprobadas para la venta a Taiwán, socavando la disposición de la isla», reza un informe de la comisión elaborado este mes.

Mientras tanto, desde el Pentágono confirmaron la información sobre el retraso del envío de armas a Taiwán, pero precisaron que el material bélico suministrado a Taipéi llega directamente desde los lugares de producción, mientras que Kiev recibe armas de las reservas de EE.UU. «Continuamos trabajando diligentemente para proporcionar capacidades para Taiwán lo más rápido posible mientras nos aseguramos también de que Ucrania pueda defenderse contra la agresión rusa», declaró la portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, Sabrina Singh.

Por su parte, el subsecretario del Ejército de EE.UU. para Adquisiciones, Logística y Tecnología, Doug Bush, afirmó que no hay ningún retraso de lotes de armas directamente relacionado con el conflicto de Ucrania, agregando que, no obstante, los combates afectan a la estrategia de EE.UU. a largo plazo en Taiwán.

Hasta el momento, la ayuda militar que Washington ha proporcionado a Ucrania excede los 18.000 millones de dólares desde el comienzo del conflicto, el pasado febrero. Además, este mes de noviembre el Gobierno ha pedido al Congreso 37.700 millones de dólares en ayuda adicional.

El 18 de noviembre pasado, un grupo de republicanos de la Cámara de Representantes de EE.UU. presentó una resolución que exige una auditoria de la asistencia que se presta a Kiev. Marjorie Taylor Greene, quien encabeza la iniciativa, mencionó el apoyo presupuestario directo a la nación eslava e ironizó sobre el hecho de que Ucrania parece ser el 51.º estado de EE.UU. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *