Carlos Mattos dice que lo presionaron para declarar en contra de periodistas

En el mes de febrero, luego del preacuerdo al que llegó el empresario Carlos Mattos con la Fiscalía General de la Nación por corrupción judicial, se conoció la extensa misiva en la que el hoy retenido por las autoridades colombianas se disculpa por manipular a jueces de Bogotá, pagarle al periodista Gonzalo Guillén para desprestigiar a la Fiscalía.

El empresario, en ese momento aseguró y sostuvo que le pagó al periodista Gonzalo Guillén, director del portal La Nueva Prensa, a quien le habría entregado dineros para, según dijo, hacer quedar mal a la Fiscalía colombiana.

“Tomé la decisión de acudir a los servicios del periodista Gonzalo Guillén, quien ya venía realizando investigaciones en contra del grupo Eljuri, a través de publicaciones y exposiciones mediáticas para que buscara la manera de desacreditar y encontrar la manera de que perdieran credibilidad Eljuri y funcionarios de la Fiscalía”, sentenció el investigado.

De hecho, Carlos Mattos se atrevió a revelar que por las actuaciones en las que Guillén le colaboró le pagó, presuntamente, 20 millones de pesos colombianos y que incluso le habría dado varios tiquetes de avión para su movilización. “Me eran solicitados por dicho periodista”, añadió en ese momento.

Luego de sostener por mucho tiempo las acusaciones, él hoy acusado, Carlos Mattos, dijo que lo presionaron para declarar en contra de periodistas, incluso Mattos sostuvo esta tesis luego de que el mismo periodista en el mes de enero le enviara una carta al empresario, a través de su cuenta de Twitter, exigiéndole que explicará las graves acusaciones que hizo en su contra: le pidió que entregara las pruebas y aprovechó para recordarle los delitos por los que hoy hace el mea culpa.

Ahora, Carlos Mattos en un nuevo documento, presentado por su abogado defensor como recurso de apelación, y conocido por el medio de comunicación Semana, dice que: “en medio de las negociaciones del preacuerdo, que se firmó en enero de este año, los fiscales a cargo le exigieron que anotara que le había pagado dinero al periodista Gonzalo Guillén para que desestabilizara el proceso atacando a los delegados del ente investigador”, informa este medio de comunicación nacional.

Según el artículo publicado por semana, en el texto dice: “Por exigencia de la Fiscalía, se incorporó una cláusula en que Carlos Mattos aceptaba haber entregado dinero a Gonzalo Guillén para desacreditar al grupo El Juri y a los funcionarios de la Fiscalía General de la Nación que estaban investigándolo”.

Lo que si dejó claro su defensa es que: “Debe valorarse que esta cláusula no tiene relación directa con los hechos jurídicamente relevantes de la acusación, pero era parte de las exigencias de los fiscales para darle trámite al acuerdo”.

De acuerdo con lo que conoció Semana, esto tendría fines políticos: “Se exigió un cumplimiento anticipado para que los medios alentara la picota pública. Luego se retiraría el acuerdo, pues los fines políticos ya estaban cumplidos”, se lee en el medio de comunicación.

Finalmente, Semana comunica que Mattos dijo que contará muchas más cosas: “muchas verdades relevantes y delicadas y además lo haré público”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *